domingo 28, noviembre 2021
spot_img

Aduanas y Salud con escasos controles en importación de productos para estética facial

San José, 15 oct (Elpaís.cr).- Controles laxos o inexistentes en las aduanas de Costa Rica permiten la importación de productos para cirugías estéticas o «rellenos» faciales no aprobados por la FDA de los Estados Unidos o sin registro ante el Ministerio de Salud.
En clínicas «especializadas», algunas sin médicos especialistas autorizados por el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, para lograr retoques faciales inspirados en rasgos eslavos, según dicta la moda neoyorquina del momento, se ofrecen productos que al parecer no cuentan con el registro sanitario respectivo.
Esos productos de origen no animal para rellenos faciales son Revanesse, Revanesse Contour, Revanesse Kiss, Revanesse Ultra y  Redexis, entre otros, que de acuerdo con el sitio Web de Food and Drug Administration de los Estados Unidos de América (FDA), Revanesse no está aprobado (véase «Approved Dermal Fillers«).
Tanto Revanesse como Redexis son producidos por la empresa canadiense Prollenium, a pesar de que en 2010 se emitió una alerta sobre las inyecciones para las arrugas: «Health Canada warns of problems with injectible wrinkle fillers«.
En el reporte se indica: «Other fillers mentioned in the reports included Elevess, Perlane, Revanesse, and Teosyal». Revanesse fue incluido dentro de los productos que al parecer producen gangrena en los labios.
No obstante lo anterior, y de acuerdo con el sitio Web Panjiva una empresa costarricense realizó al menos una importación de jeringas por un valor superior a los $1700. La importación tiene fecha de 22 de abril de 2015, y, según el mismo sitio Web se reportan 11 compras a nombre de Dermopharmacy, S.A.
Según las imágenes de Facebook adjuntas, para julio de 2014 al parecer se promovía Revanesse en concursos, pero la información fue borrada de la página.
Sin embargo, como importadora aparece la persona física, la farmacéutica Dorothy Víquez Jiménez. De acuerdo con el sitio del Ministerio de Salud, Víquez está registrada:  http://registrelo.go.cr/cfmx/ms/consultasPublicas/
Cabe mencionar que la empresa importadora persona jurídica: Dermopharmacy, S.A., cuya presidenta es la farmacéutica Dorothy Víquez Jiménez no aparece registrado como importador de medicamentos, materias primas o cosméticos: http://registrelo.go.cr/cfmx/ms/consultasPublicas/.
 Cabe recordar un despacho de la agencia francesa de noticias (AFP), divulgó en el 2012 que las inyecciones para eliminar las arrugas empiezan a provocar inquietud, sobre todo porque están sometidas en Europa a un sistema de vigilancia poco estricto.

Indicó que el diario británico The Times lanzó la alerta esta semana indicando que hay «160 productos inyectables contra las arrugas autorizados para la venta en Gran Bretaña», contra solamente «seis autorizados a la venta» en Estados Unidos. En Francia, unas 110 inyecciones contra las arrugas están autorizadas, indicó AFP en la nota, también divulgada en Costa Rica.

Aclaró que en su mayoría, esas inyecciones -que no deben de ser confundidas con las inyecciones de tipo Botox, que eliminan las arrugas paralizando temporalmente los músculos- contienen gelatinas a base de ácido hialurónico, reabsorbibles por el organismo en un lapso de entre 3 a 24 meses.

Sin restricciones

La versión, divulgada tanto en Europa como en Costa Rica, cualquier persona puede comprar esos productos, sin ninguna restricción médica, pese a que su composición puede presentar riesgos.

La autoridad de regulación en Estados Unidos, la Food and Drug Administration, exige que un producto inyectado debe estar sometido a las mismas exigencias que un medicamento, por lo que solo ha concedido seis autorizaciones, resaltó el despacho informativo.

En suma, se ha estado importando y comercializando productos de origen no animal que no cuentan con la aprobación de la FDA, no aparecen en las búsquedas de productos con registro sanitario del Ministerio de Salud, y no se ha logrado comprobar los permisos de importador físico o jurídico de medicamentos, materias primas, cosméticos o insumos médicos.
Ahora, en Costa Rica lo que llama la atención es que los productos además ingresan como «jeringas» y no como «relleno facial», «ácido hialorúnico», «gel», a través de la aduana «Santamaría», según documentos públicos. (Fin/ primera parte).

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias