miércoles 30, noviembre 2022
spot_img

Senador ruso Klintsévich ve posible una nueva revolución de colores en Ucrania

Moscú, 18 oct (Sputnik). – En Ucrania están creadas las condiciones para una nueva revolución de colores similar al Maidán, declaró este martes el primer vicepresidente del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación (Senado) de Rusia, Frants Klintsévich.

Este martes en Kiev varias figuras políticas ucranianas, incluido el partido del exgobernador de la provincia ucraniana de Odesa y el expresidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, convocaron una protesta frente a la Rada Suprema.

«En lo referente a los líderes de la oposición, están dispuestos a todo, a Mijaíl Saakashvili el mundo lo conoce como el que desencadenó la guerra criminal en agosto de 2008 (contra Osetia del Sur), y Petró Poroshenko se disputa la gloria de Heróstrato con sus operaciones ‘pacificadoras’ en Donbás», dijo.

Los manifestantes en Kiev exigen erradicar la inmunidad parlamentaria, crear un tribunal contra la corrupción y introducir varias enmiendas en la legislación electoral para permitir a los electores optar por candidaturas concretas en las listas que presentan los partidos.

«Todo lo que está ocurriendo actualmente en Kiev no tiene nada que ver con los intereses del pueblo, se trata de una lucha por el poder», dijo el parlamentario.

Klintsévich aseguró que para repetir el Maidán, «algo que, sin duda, persiguen los manifestantes, resulta imprescindible contar con la masividad» y es evidente que 2.000 ó 3.000, incluso 6.000 manifestantes no cambiarían la situación, pero en caso de que se derrame la sangre, todo puede cambiar de forma radical».

El senador subrayó que en ese caso en la sociedad ucraniana pueden aparecer con facilidad cientos de miles de activistas anónimos «para los cuales los combates callejeros representan una especie de bálsamo, y la vida humana no cuesta más de una grivna», la moneda ucraniana.

Para Klintsévich, sería un desastre si en esa lucha se involucraran los ucranianos de a pie, quienes resultarían los más afectados.

A finales de noviembre de 2013, los partidarios de la integración europea invadieron la Plaza de la Independencia de Kiev, Maidán, y protestaron por la decisión de suspender la firma del Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la UE.

En las semanas posteriores, el Maidán se convirtió en el epicentro de confrontaciones entre los radicales y la policía, con un saldo de numerosas víctimas mortales por ambas partes.

Los disturbios condujeron a un cambio violento del Gobierno en Ucrania, que Moscú calificó de un golpe de Estado, y este a su vez originó el conflicto en Donbás y contribuyó a la secesión de Crimea en 2014. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias