lunes 28, noviembre 2022
spot_img

¡Juguemos de casita!

En algún lugar indefinido, tres niños de primer grado conversan sobre sus vidas.
 
Primer niño: mi mamá se llama Juan y mi papá se llamaba Pedro. Ahora mi mamá, que era mi papá, se llama Lucía pues se cambió de sexo con una sencilla operación, le pusieron pechos y otras cosas de las mujeres y ahora parece una mujer. Juan y Lucía, se pusieron de acuerdo y Juan es ahora mi papá y Lucía es mi mamá desde que lo ¿o la? operaron, por cierto que le dolió mucho, pero dijeron que valía la pena el dolor pues Pedro ya no soportaba ser hombre. Los dos me quieren mucho aunque me costó un poco entender estos cambios. Desde que era un bebé, me criaron mamá Juan y papá Pedro, ahora cambiamos y me enredo a veces. Estoy bastante contento con mis padres y les agradezco mucho que me hayan comprado a la señora que me vendió cuando me tuvo; mi papá y mi mamá dicen que ella es muy linda y buena persona, pero que no saben dónde está; sólo me tuvo en su panza un tiempito mientras me hacía. Lo que no sé todavía es quién es el señor que le puso la semillita a la señora linda para hacer un bebé, pero me dicen que no me preocupe de eso, así que mejor ni pienso en esas cosas que a veces me preguntaba por curiosidad de saber quienes me hicieron. Mi perrito le hizo perritos a la perrita de mi vecina, me contaron que él puso semillitas en la perrita y que sólo así se pueden hacer perritos bebés o cualquier bebé de gato o de gente.
 
Segundo niño (es una niña): Yo estoy contenta pues mis dos mamás son muy claras y sinceras, ellas no soportan a los machistas hombres. Por eso contrataron a una pareja de un papá y una mamá que tenía varios niños, para que les vendiera una niña y cuando yo nací esas personas me vendieron a mis dos mamás que me han dado todo su amor. Yo no tengo papá  ¡para nada necesito un papá que sería machista y agresor!, lo que tengo son dos mamás que se quieren mucho entre ellas y me quieren mucho a mí; ahora queremos que yo tenga una hermanita, no un hermanito pues los hombres son insoportables. Según dicen, están buscando quien les venda o les regale otra niña para que sea mi hermanita y nos queramos mucho entre nosotras. Estoy ilusionada pues seríamos cuatro mujeres queriéndonos mucho y podría jugar de casita con mi hermanita y las muñecas que son también mujeres porque los hombres son horribles… aunque ustedes que son mis amiguitos no son horribles para mí, pero si ellas me ven jugar con ustedes tal vez me castigarían…
 
Tercer niño: ¡Qué interesantes familias tienen ustedes! Mi papá le puso las semillitas a mi mamá para que naciéramos mis tres hermanitas y yo, ellas son bien peleonas. Mi mamá Marcela y mi papá Jorge se casaron y nos tuvieron a nosotros, igual que les pasa a casi todos los otros niños que tienen familias con papá y mamá. Sí hay algunos que tienen papás divorciados y a veces hasta varios papás diferentes de los hermanitos. Voy a preguntar a los míos por qué no tratan de que alguno de los dos se cambie el sexo con una sencilla operación, aunque fuera solo para variar y probar, a ver cómo nos sentimos todos con cambios tan fáciles, pero si duelen no sé si aceptarán… También les voy a decir que vendan a mi hermanita más pequeña pues llora y molesta mucho y mi mamá no tiene tanto tiempo para mí desde que nació esa chiquita llorona que es un fastidio, ella podría ser la hermanita que están buscando ustedes en la casa con dos mamás. Cuando yo sea grande quisiera tener una familia tan interesante como las de ustedes.
 
Los tres niños dicen: ¡Vamos a jugar de casita! (El lector puede añadir otras hipotéticas conversaciones  infantiles).
(*) Marité Valenzuela H.

Más noticias

7 COMENTARIOS

  1. Marité les has dado en el clavo, donde ciertas sociedades pretenden disminuir la población mundial a base de acomodados gustos. Si esto se hubiese aplicado cuando teníamos 500 millones en el planeta, nuestras sociedades estaríamos muy cómodos con varios cientos de millones menos, y de seguro, no habría hambre, desempleo, falta agua, etc., y hasta íntegros nuestros bosques, ríos, mares, utilizando al mínimo las riquezas naturales, con buenas plantaciones de amapolas, marihuana para olvidar y divagar en las penas. Todo el orbe sin necesidades habitacionales, transporte, medicamentos, en fin, un mundo casi «perfecto». Y eso llaman evolución, anacronismos y adelantos sociológicos. Que belleza. Saludos.

  2. Son comentarios de mente adulta y bastante complicada. Para los niños no implica problema alguno, pues ellos entienden, aceptan y respetan el flujo armónico de las leyes Naturales, entre ellas la diversidad en las preferencias sexuales, género y sexo. La rigidez o actitud fundamentalista en la no aceptación de estas condiciones está en los adultos, criados, consciente o inconscientemente bajo un programa o patrón mental religioso de doble moral que subyace en el inconsciente colectivo, proyectándose hasta en las leyes civiles. Dichosamente ya se están conformando sociedades más evolutivas y empáticas al desligarse inteligentemente de dicho programa mental.

  3. Como padre de un hijo adoptado, el comentario no me gusta. A menudo nos preguntan a mi esposa y a mi, sobre cómo acepta nuestro hijo el hecho de ser adoptado. Sin embargo ese hecho está muy presente para nosotros como padres y para los demás, no para él. Para él nosotros somos sus padres, los únicos que ha conocido. El sabe que es adoptado.
    Para los niños hay cosas que no son tan importantes como las vemos los adultos.

    • Fernando, mis felicitaciones por optar por la adopción, la gente debería tener esto como primera opción al planificar un hijo, eso demuestra que lo que se quiere en verdad es dar amor a un niño, sin importar si por sus venas corre la misma sangre, porque lamentablemente lo que mucha gente quiere es un babyshower, andar 9 meses una panza, la foto del ultrasonido «pal’ face» , o muchas otras tonteras relacionadas con el embarazo, dándole poca importancia a lo que en verdad es importante, hacerse cargo de otra vida.

  4. Una pregunta importante es, qué es mejor que los chicos crezcan en las calles o que se hagan grandes en albergues del PANI, o «exponerlos» a que crezcan en una familia como las que satiriza Marité; pero con real amor.

    • No es con ánimo de «satirizar» que escribí mi artículo, que por cierto tiene varios años de trabajo, es un tema muuuuy serio, si lo lee otra vez se dará cuenta de que no tiene nada que ver el caso su familia con una adopción en regla, pues en todos los casos se habla de COMPRAR un bebé, le suguiero con todo respeto que vea algo de la info sobre lo que llaman vientre subrogado y el tráfico de bebés que existe en nuestro munco. En todo caso, espero que no se sienta ofendido en nada con mi escrito, y disculpé si así se sintiera. Mi mejor amiga fue adoptada y eso me parece algo muy bello bendiciones a su familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias