sábado 26, noviembre 2022
spot_img

Canciller colombiana cree que egoísmo alimenta reticencias a acuerdo de paz

Por José Luis Paniagua, Nueva Delhi, 8 nov (EFE).- La ministra de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, afirmó hoy que las reticencias que aún persisten en su país al acuerdo de paz suscrito con las FARC se debe al egoísmo y subrayó que ese pacto ya trasciende más allá del país y supone una obligación ante la comunidad internacional.

En una entrevista con Efe en Nueva Delhi, donde hoy finalizó una visita oficial, la canciller colombiana destacó el contraste que existe entre la percepción optimista que existe en el exterior sobre el acuerdo alcanzado el año pasado entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, y el rechazo que sigue encontrando en su país.

«Es bien difícil entender lo que pasa en Colombia después de 50 años de conflicto, 50 años en que nos matamos, en que no paraba de haber muertos», afirmó.

«Yo creo que los colombianos somos muy egoístas, siempre he sentido que el colombiano nunca quiere que todos estemos como tranquilos y bien», dijo.

Lamentó que haya voces que, tras alcanzar el acuerdo de paz, cuestionen ahora que a los miembros de las FARC se les dé tal o cuál cosa y que digan que no deberían tener derecho a nada.

«Y eso es completamente imposible cuando usted le pide a un grupo armado que deje las armas y lo que hace el grupo es ir a la política», dijo Holguín, quien agregó que «en Colombia uno se sorprende muchas veces».

Destacó que el clima de campaña política en su país, en la antesala de las elecciones presidenciales del año próximo, hace que haya una actitud de «destruir» las cosas buenas.

Holguín expresó su deseo de que, «una vez se haya elegido» el próximo presidente de Colombia, el país se ponga «en la tarea realmente de acabar de implementar este acuerdo de paz», dijo.

La ministra reconoció su preocupación después de que el Congreso rechazara la ley que reglamenta la Justicia Especial para la Paz (JEP), encargada de juzgar los crímenes del conflicto armado y considerada la columna vertebral del acuerdo de paz, pero manifestó su confianza en que finalmente se apruebe.

«Si no se logra la JEP, si no se logra su reglamentación, para el proceso de paz evidentemente sí es un impase muy grande (…) pero yo tengo esperanza», dijo.

En ese sentido, destacó que los colombianos y el Congreso «tienen que darse cuenta» también de que se ha hecho «un compromiso frente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas».

«Ya no es solamente un tema entre nosotros mismos de cumplir o no cumplir (…), ya estamos frente a la comunidad internacional» y «tenemos que cumplir», dijo.

La ministra cree, en cualquier caso que el proceso, «está muy consolidado» y que la reciente decisión de la Corte Constitucional sobre la imposibilidad de alterar ese pacto durante los próximos tres periodos presidenciales «también da cierta tranquilidad».

Se mostró confiada en que el presidente que sea elegido, una vez llegue al poder y se dé cuenta de la importancia que tiene el acuerdo de paz y de que el tema más importante de la agenda no sea la seguridad sino la educación o el desarrollo, va a trabajar por la paz.

Por otra parte se mostró esperanzada en que el proceso de diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) termine con un acuerdo similar al alcanzado con las FARC.

«Ojalá acabe como el de las FARC y ojalá que sea en este Gobierno, creo que es una oportunidad muy grande para el ELN tener un presidente como el presidente Santos, tan jugado (comprometido) por la paz», dijo. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias