viernes 3, febrero 2023
spot_img

El Consejo de Europa ve la igualdad de género laboral como una promesa lejana

Estrasburgo (Francia), 20 dic (EFE).- El comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, advirtió hoy de que la plena igualdad hombre-mujer en el trabajo es una «promesa lejana», ya que «si los Estados no acentúan sus esfuerzos ahora, habrá que esperar aún varios decenios para alcanzarla».

En su declaración de fin de año, Muiznieks aseguró que la desigualdad existente en el ámbito laboral supone «una injusticia flagrante y una violación de los derechos humanos».

Puso como ejemplo que las mujeres habrán trabajado este año dos meses gratis por la comparación de sueldos con los hombres.

El comisario instó a los 47 Estados de la organización paneuropea a que «afronten el problema con decisión, de manera mucho más enérgica que como lo han hecho hasta ahora», y les animó a suprimir los obstáculos que impiden acceder a las mujeres a los puestos más altos».

Aunque la situación es diferente entre los Estados miembros, Muiznieks manifestó que «las mujeres son víctimas en todo nuestro continente de una desigualdad de trato y de oportunidades en su vida profesional».

Tras declarar que es falso achacar la situación a la dinámica del mercado laboral, atribuyó esta discriminación directa o indirecta «a actitudes sociales profundamente arraigadas que mantienen a las mujeres en un papel subordinado».

El comisario recomendó revisar las legislaciones nacionales y poner en marcha medidas políticas, culturales y económicas tendentes a la igualdad de género laboral.

También pidió que los poderes públicos, en especial gobiernos y parlamentos, «den ejemplo y apliquen totalmente las normas relativas a la igualdad de genero» que aparecen en los tratados internacionales sobre los derechos humanos.

Muiznieks recordó que la Carta Social europea exige a los Estados una remuneración igual por igual trabajo, así como sanciones apropiadas y recursos judiciales en caso de discriminación laboral entre mujeres y hombres.

Concluyó además que la situación es perjudicial tanto para las mujeres como para la economía y la sociedad, y añadió que, incluso donde las desigualdades salariales disminuyen, «el cambio se hace a un ritmo demasiado lento». EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias