domingo 4, diciembre 2022
spot_img

Rusia vuelve a llamar a EEUU y Corea del Norte a dialogar

Moscú, 29 dic (Sputnik).- El Gobierno ruso reiteró su llamado a Estados Unidos y Corea del Norte a dialogar para resolver las discrepancias.

El embajador para misiones especiales del Ministerio de Exteriores de Rusia, Oleg Burmístrov, aseguró que Moscú pondrá todo su empeño para persuadir a Washington y Pyongyang a iniciar las conversaciones.

«Somos personas pacientes e insistentes y negociaremos en todo caso con ambas partes y las convenceremos de lo obvio e inevitable, de la necesidad de pasar al diálogo», dijo el diplomático a Sputnik.

Al recordar su reciente viaje a EEUU, Burmístrov indicó que Washington «no tiene una postura gubernamental ni una visión para resolver la situación, solo hay el deseo de presionar a Pyongyang hasta que pida las negociaciones, incluido por fuerza».

El diplomático añadió que Rusia saluda todas las iniciativas positivas de Estados Unidos.

«Aplaudimos lo positivo que procede de Washington, pero no significa que saludemos automáticamente todo», afirmó.

Expresó también la esperanza de que el Gobierno estadounidense opte por la solución diplomática del conflicto.

«No hay otra opción aparte de la política y diplomática», enfatizó Burmístrov al poner de relieve las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU firmadas también por EEUU.

CONTRARRELOJ ARTIFICIAL

Burmístrov dijo también que Moscú se opone al bloqueo económico total de Corea del Norte.

«Nos oponemos, primeramente, al bloqueo económico completo de Corea del Norte y, en segundo lugar, defendemos nuestros propios intereses económicos», dijo Burmístrov.

Agregó que a Moscú no le gusta el «contrarreloj artificial» que imponen los países occidentales al implementar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

«En los últimos seis meses adoptamos tres resoluciones muy complejas cuya implementación requiere años y no meses ya que supone concordarlas con decenas de organismos», dijo al agregar que Rusia prefiere «centrarse en lo que ya está acordado».

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la semana pasada de forma unánime una resolución para imponer nuevas sanciones internacionales a Pyongyang. El documento, propuesto por EEUU, amplía el embargo comercial a Corea del Norte y reduce aún más sus oportunidades de financiación desde el extranjero.

El texto prohíbe aumentar las entregas de petróleo a Corea del Norte por encima de los cuatro millones de barriles anuales y restringe a partir del 1 de enero el suministro de casi 90 por ciento de los derivados de petróleo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ya acusó a China de saltarse las sanciones contra Corea del Norte después de que un periódico surcoreana asegurara que los barcos chinos cargan petróleo a buques norcoreanos en alta mar.

Desde la Cancillería del gigante asiático rechazaron este viernes las imputaciones hechas por Trump a través de las redes sociales.

«No permitiremos a ningún ciudadano o compañía china realizar actividades que violen las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU», dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Hua Chunying.

Según la funcionaria, «cualquier violación que quede probada durante la investigación será severamente castigada en correspondencia con la ley».

«Realizamos una investigación respecto a la información aparecida en la prensa (…) el buque mencionado no toca puerto chino desde agosto de este año y no tenemos datos sobre sus entradas o salidas de nuestros puertos», señaló Hua.

La portavoz subrayó que las autoridades no saben si este buque ingresó en puertos de otros países.

«Por ello, la información presentada en estas noticias no se corresponde con la realidad», concluyó.

La tensión entre Washington y Pyongyang se ha incrementado considerablemente en los últimos meses debido a las incesantes maniobras militares de EEUU en la región, el despliegue del escudo antimisiles norteamericano THAAD en Corea del Sur y las pruebas balísticas norcoreanas.

Corea del Norte realizó en 2017 numerosas pruebas de proyectiles balísticos, incluyendo los misiles intercontinentales (ICBM) capaces de alcanzar el territorio de EEUU, además del sexto ensayo nuclear –el de una bomba de hidrógeno para ser colocada en misiles de largo alcance– a pesar de que las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU le prohíben desarrollar tales actividades. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias