domingo 5, febrero 2023
spot_img

Sindicatos denuncian que el empleo creado en España es «de bajísima calidad»

Madrid, 3 dic (Sputnik). – Los dos principales sindicatos españoles, la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), recordaron este miércoles que, pese al «triunfalismo del Gobierno», el empleo que se creó en España durante 2017 fue «de bajísima calidad».

«A pesar del triunfalismo del Gobierno, 2017 cierra con 3,4 millones de personas en paro registrado, 4,7 millones de personas inscritas como demandantes de empleo, y las contrataciones y el empleo creado son de bajísima calidad», afirmó CCOO a través de un comunicado.

Este miércoles, el Ministerio de Empleo anunció que España cerró 2017 con 3.412.781 personas en paro, lo que supone un descenso del 7,8 por ciento (290.193 parados) respecto al año anterior

Además, la Seguridad Social finalizó 2017 con un aumento interanual de 611.146 ocupados (3,42 por ciento más que el año anterior), lo que supone la cifra más alta desde 2005.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, aseguró este miércoles que 2017 fue «el mejor año para el empleo en la serie histórica en términos homogéneos» gracias «al esfuerzo de la sociedad española».

Sin embargo, los sindicatos creen que estos datos tienen una cara oculta en la que se constata que «la crisis la paga la clase trabajadora».

«El PIB y los beneficios empresariales ya han superado sus niveles previos a la crisis y los dividendos repartidos están en máximos, no así la inversión, ni el empleo ni las rentas salariales, la recuperación está siendo muy desigual, a costa de las trabajadoras y trabajadores», prosigue el comunicado de CCOO.

Por su parte, la UGT valoró que «el balance de este año 2017 muestra un mercado de trabajo dañado, que aún no se recupera de los efectos de la crisis y las políticas del Gobierno».

«La precariedad domina el empleo y el desempleo. Los empleos son cada vez más temporales y en diciembre solo 4 de cada 100 contratos que se firmaron fueron indefinidos a tiempo completo», apuntó la Unión General de Trabajadores.

Además, los sindicatos recuerdan que los niveles de protección contra el desempleo siguen en mínimos: un total de 1,57 millones de personas en paro no tienen prestación y solo un 57 por ciento de la población en paro cuenta con un algún tipo de protección.

Del mismo modo, las uniones de trabajadores subrayan que la creación de empleo sigue concentrada en actividades de bajo valor añadido como la hostelería, el comercio y la construcción mientras que la industria, los servicios públicos y los sectores con una intensidad tecnológica media o alta tienen un peso limitado.

Ante este escenario, los sindicatos piden poner en marcha un plan de choque por el empleo que sirva para cambiar el modelo productivo y crear empleos de mayor calidad.

Asimismo, abogan por reorientar las políticas económicas con medidas expansivas, conseguir un reparto de la riqueza más equitativo y, sobre todo, aumentar las rentas de trabajadores y pensionistas. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias