domingo 4, diciembre 2022
spot_img

Miles de personas recuerdan el «genocidio» aborigen en el día de Australia

Sídney (Australia), 26 ene (EFE).- Miles de personas se manifestaron hoy en Australia en contra de la celebración del día nacional, que conmemora la llegada de la primera flota británica al país en 1788 y supuso el inicio de la discriminación de los aborígenes.

«No hay orgullo en el genocidio», rezaba una pancarta en una de las marchas de protesta, en las que se reclamó que se cambie la fecha de la celebración del Día de Australia.

«Estoy aquí para reconocer a mi pueblo y lo que el día de Australia significa para mí: es cuando los europeos nos invadieron», dijo Nora Young, una mujer aborigen a la cadena local ABC.

Los aborígenes consideran como una invasión la llegada de los británicos, que reclamaron lo que hoy se conoce como Australia amparándose en el concepto «Terra Nulis» (tierra de nadie) ignorando a los aborígenes que lo habitaban desde hace más de 50.000 años.

En Sídney los manifestantes reclamaron un tratado entre el pueblo autóctono y el gobierno de Australia, único país de la Mancomunidad Británica que aún carece de este tipo de acuerdo, y que no menciona a los aborígenes en su Constitución.

«Hemos tenido conversaciones miles de veces para que se cambie la Constitución y que se nos reconozca (…) hemos elevado los asuntos de soberanía, tratado y otra gama de asuntos que nos afectan y nadie nos escucha», dijo el copresidente del Congreso nacional de los Primeros Pobladores de Australia, Rod Little.

El gobernador de Australia, Peter Cosgrove, pidió celebrar la diversidad del país y ensalzó el significado del día nacional tras una ceremonia en la que se concedió la ciudadanía australiana a varias personas.

«Gracias a la rica cultura y la historia de nuestros primeros australianos y las múltiples generaciones que vinieron a hacer de Australia su hogar, así como a aquellos que se hacen orgullosamente ciudadanos hoy, nuestra nación es más fuerte por su diversidad y la manera en que vivimos de forma armónica juntos», dijo Cosgrove.

Desde la colonización los aborígenes han sido víctimas de constante maltrato, además de haber sido desposeídos de sus tierras y discriminados sistemáticamente.

Los aborígenes representan el tres por ciento de una población de más de 22 millones, viven en su mayoría sumidos en la pobreza, en zonas remotas o en condiciones paupérrimas, y con unos ingresos por hogar que apenas alcanzan el 62 por ciento de la media nacional. EFE

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias