miércoles 26, enero 2022
spot_img

La Fundación Neotrópica sobre fallo de la CIJ sobre daños en Isla Portillos

En lo que respecta a la indemnización por el daño ambiental la Corte Internacional de Justicia de La Haya hace dos consideraciones fundamentales.

  • Valida el marco metodológico de los bienes y servicios ecosistémicos para la estimación de los rubros que Costa Rica reclamó, utilizando una mezcla de métodos de estimación monetaria, que se incluyen en la propuesta contenida en el alegato nacional. La contención de Nicaragua fue que el marco de costo de reemplazo que les daba un monto de cerca de $30.000 como indemnización era el aplicable.  En este sentido, la Corte considera adecuada la estimación de costos y daños, como el de los árboles talados y la correlación de estos con los demás elementos del ecosistema, todos ellos subestimados por Nicaragua.
  • Sin embargo y, en segundo lugar, a pesar de reconocer la importancia del plazo de recuperación del ecosistema, la Corte no acredita la total certeza del plazo de 50 años de recuperación de los ecosistemas propuesto por Costa Rica. Este elemento es el que explica la mayor diferencia en el monto de la compensación que la Corte no concedió a nuestro país. En este sentido, la Corte adoptó una perspectiva conservadora, a pesar de que acreditó y respaldó la prueba técnica aportada por expertos internacionales que constataban la destrucción de árboles de cientos de años de antigüedad que fueron cortados de forma indiscriminada y que hoy no se admiten como prueba en favor de la posición nacional respecto al monto.

Conforme se expresó en la prensa hace unos días, las implicaciones de este fallo sobrepasaban por mucho solamente el monto a fijar, incluyendo la definición del marco metodológico apropiado para realizar estas estimaciones frente a visiones prevalentes sumamente restrictivas.

La Fundación se alegra de haber contribuido a sentar este precedente que es un avance significativo para aclarar estos procesos en las cortes del país y el mundo, donde se reconoce categóricamente la importancia y la riqueza natural de los ecosistemas de humedal.

(*) Bernardo Aguilar González, Director Ejecutivo de Fundación Neotrópica

 

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias