jueves 1, diciembre 2022
spot_img

Ante la duda… abstente!

Esta máxima, clásica de la medicina galénica, parece ser el puntal de muchísimos electores costarricenses. La frase significa que si como médico vas a ejecutar un acto terapéutico de dudoso resultado, es mejor no hacer nada.

Al paso de las décadas, uno como médico ya de cuarenta y tres años de ejercicio, la cambia y se atreve: no se abstiene, cuando la duda es ante un caso grave. Trataré de explicarme, hay días que estoy muy disléxico y hoy es uno de ellos.

Las elecciones recién pasadas fueron asombrosas, el país se parece haber polarizado en dos grupos: Santos y Pecadores.

Hoy, ante una segunda ronda, en condiciones idénticas, pero con el agravante de una crisis que podría convertirse en “la madre de todas las crisis” (para Hollywoodearse); el caso es que no es un vacilón, incluso el pueblo tico tan charanguero y pura vida, se nota taciturno y pesimista.

¿Por qué ese pesimismo? Por varios factores, entre ellos y para comenzar, el duelo más que entre el bien y el mal, es entre el socialismo del siglo XXI y el capitalismo salvaje.

En los años sesenta, el departamento de Estado EEUU, adoptó muy en serio el informe Rockefeller, que insistía en apoyar económicamente a las denominaciones cristianas NO católicas, porque los curas eran muy díscolos y apoyaban bajo cuerda los movimientos de izquierda, el resultado todos lo hemos ido viendo: inyección de capital al neopentecostalismo, que junto a un cruzarse de brazos de algunos jerarcas de la iglesia católica frente a la pobreza, utilizando la frase de Jesús “los pobres siempre los tendréis contigo”, han vuelto la cara frente a las miserias resultado del capitalismo llevado a ultranza y bloquearon “la teología de la liberación” de Boff.

Esa hubiese sido una excelente alternativa al inseguro cambiar de los tiempos, perfectamente pudo haberse maquillado teológicamente y tendríamos menos problemas de desigualdad (falló el Vaticano).

No se hizo y surgieron los movimientos sociales disfrazados de democracia que han trastornado gran parte de América latina, y que amenaza los intereses del gran capital.

En el caso de Costa Rica, un partido de corte izquierdista (con su ala derecha intraportas) se terminó tirando a los pies de los neoliberales, mediante lobos con piel de oveja. Quedó un híbrido que es el PAC, verdadero hijo bastardo del PLN, pero con los mismos políticos de siempre, llegado al poder no supo, no quiso o no pudo gobernar. Gobernar no es solamente ejercer el poder, es mostrar al pueblo con hechos incontrovertibles que se está gobernando para las mayorías, y es que el presidente Solís es un verdadero hijo del PLN de la A a la Z. No podemos achacar toda la culpa a su gobierno, pero las mayorías si lo ven así.

En el otro bando, un periodista que encontró su nicho en la prédica evangélica protestante y fue hábil manejando las masas y haciendo alianzas con las diferentes denominaciones cristianas anti católicas, se aprovechó de una respuesta de la CIDH a una consulta del ejecutivo, sobre el matrimonio gay: esto hizo saltar la liebre. No solo protestantes se manifestaron a su favor, muchos católicos conservadores hicieron otro tanto y se inclinaron a su lado.

Por desgracia esto ha generado una división de la sociedad costarricense en “si” y “no” al matrimonio homosexual, donde lo único que prima es apoyar o fustigar esa práctica. Nadie parece darse cuenta que es una verdadera lucha de poderes, no del más allá, poderes del más acá donde lo que baila es el poder terrenal y el dinero.

Solo hay dos alternativas, ambas son de dudosa calidad, básicamente ante un estado en una quiebra técnica, con partidos subatomizados que tendrán que recostar su cabeza en los partidos y los políticos tradicionales, si desean capear mejor la tempestad. Está en juego la imposición del socialismo del siglo XXI o la entronización radical del neoliberalismo. Ambas alternativas son ineludibles, lo que significa que estamos ante una grave enfermedad, donde la duda no debe mover la mano del cirujano, al contrario: no votar ante esta encrucijada histórica es un crimen contra la Patria. El primero de abril usted decide de qué lado quiere estar, basta de cacarear: ¡hay que poner el huevo!

No le diría a ningún lector o lectora por quién votar, eso es una decisión muy personal que nunca irrespetaría, solo que hay que hacerlo en este momento histórico que enfrenta nuestra casi bicentenaria democracia.

(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es Médico

Más noticias

11 COMENTARIOS

  1. Dr Arce : que buen analisis.Esta usted muy claro en su pensamiento y no anda dislexico,lo expresado es la verdad de un templo.
    El fenomeno no es propio de nuestro pais, es mundial.Lo vemos en America desde EEUU hasta la Argentina,extendiendose por Europa.El socialismo frecaso.La libertad de empresa es lo que se impone, y el pais que no se adpate se va quedando rezagado y en la miseria.Los ejemplos sobran.
    En Costa Rica el fenomeno se exacerbo con la opinion de la Corte,impulsado por un gobierno y dirigentes empeñados en hacer valer sus creencias a todo el pueblo costarricense.Si a eso le agrega la corrupcion, ineptitud,mentiras,cierres de banco,falsas promesas de carreteras etc.,y sobre todo soberbia, tenemos los costarricenses un panorama desolador que nos lleva el pendulo hacia la derecha.
    Con Fabricio no se sabe, es una incognita,existe una esperanza.Con Carlos es mas de lo mismo,no hay sorpresa.Esa es la disyuntiva.

  2. Me parece que Rogelio fustiga al PAC inmerecidamente, si bien es cierto ha tenido claros errores también es cierto, que tuvo, ha tenido y tiene una campaña montada en su contra desde que se estableció, la derecha liberal ha dicho y hecho de todo para dejar mal al gobierno con su maquinaria de medios de comunicación afines. Además la oposición ha sido muy irresponsable al no querer negociar proyectos importantes para el país.
    Con todo agradezco al PAC por resolver de una vez el problema de la platina, donde tantos empresarios se llevaron su millonada, y ser congruente y moderno con la política de derechos humanos entre otras cosas.

  3. Lo que pretende imponerse es la visión de mundo, anquilosada desde la Edad Media, de unos que no llegan ni a puritanos sino que en su hipocresía (los «pastores» Zacarías, Justo Orozco y quién sabe cuántos más que actúan igual o peor que las autoridades católicas) piensan que pueden gobernar a un país que necesita mucho más que una biblia como desodorante y un dios de papel que no se mete en los asuntos mundanos. Esto se resuelve con expertos en economía, educación, salud, política, ambiente, finanzas públicas y no con santurrones analfabetas.
    Rechazan las «imposiciones» del PAC (no son tal cosa pero no ven más allá de su nariz para comprenderlo) pero aseguran que lo que se IMPONE es la libertad de empresa (eso ya existe, ignorantes), acaso vivimos en Cuba o Venezuela.
    Primero aprendan a leer y escribir en castellano porque sus lenguas no las entienden ni ustedes, luego vayan a la Universidad, cursen al menos un bloque de estudios generales y tal vez algún día puedan hablar de política.

  4. Pónganse serios, un músico evangélico dirigido por un grupo de pastores charlatanes no es la persona indicada para dirigir un país, se necesita preparación, no existe el «Being President for Dummies», o el «Being a Congressmen for Dummies», eso se aprende con experiencia y estudio, no resándole a tatica Dios.

  5. Interesante aunque la tendencia de Boft iba en otro sentido de la caridad de la Iglesia, si vende como los libros de Coello. Comparto lo de no abstenerse.

  6. ´Don Rogelio me parece en todo acertado una lección de historia, aunque esta crisis no va a salir de la noche a la mañana con todo, esta crisis votaré por el Pac precisamente porque usted lo dejó muy claro manda «dinero», romper la tradicional PLN y PUSC, hay que tener paciencia sino para que votamos, hay que darle continuidad.Y esa mayoria de PLN en la Asamblea Legislativa, va a favorecer, mismo presidente y la experiencia que hace falta.Las sectas no, Costa Rica católica.

  7. judíos y moros nos llevan con cristianos y menos en la Edad media de Felipe II el Catolico,aún ahí que pregunten quien puso los límites en 1573 las capitulacionde Artieda y Chirino, oportunistas comunistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias