martes 29, noviembre 2022
spot_img

El primer acto electoral del único rival de Al Sisi reúne a unas 20 personas

El Cairo, 4 mar (EFE).- En el centro de El Cairo, Musa Mustafa Musa, el único rival del presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, en las elecciones de finales de este mes ha conseguido reunir solamente a una veintena de personas en su primer acto electoral.

Desde la sede del partido Al Gad (El Mañana) comenzó la marcha hasta la plaza central cairota de Talaat Harb, que se sitúa a unos doscientos metros del punto de origen, camino en el que el líder de la agrupación recorrió entre partidarios y numerosos periodistas.

«Para el cambio y para un Egipto mejor», coreaba la veintena de personas que alzaban unas pancartas con su rostro, en las que ponía «Musa Mustafa Musa, presidente de Egipto 2018».

Musa es un candidato de poco relieve para su rival, el mariscal Al Sisi, cuya victoria parece asegurada en los comicios que comienzan el 26 de marzo y se prolongan durante dos días.

Sin embargo, el secretario general de proyectos de Desarrollo en el partido Al Gad y miembro de la campaña, Ahmed Musa, aseguró a Efe durante el acto que «la participación, en principio, está bien».

Afirmó que los actos continuarán en los días restantes de manera regular: «Este es el comienzo y seguiremos, sea a través de las redes sociales o en la calle, y a nivel de todas las provincias egipcias».

Ahmed Musa destacó también que su candidato concurre a las elecciones «como competencia digna y muy seria, no como claman en las redes sociales».

«No hay que hacer caso a los rumores», zanjó.

El nombre y rostro de Musa Mustafa Musa no son conocidos, y su partido no cuenta con una gran popularidad u organización, e incluso su candidatura ha generado críticas y mofas porque se presentó en el último momento, después de haber incluso anunciado su apoyo a la reelección de Al Sisi.

Además, su inscripción se produjo después de que los rivales Alde Sisi fueran descalificados algunos y detenidos otros, y otros más fueran supuestamente presionados para no presentarse o, directamente, retirasen su candidatura días antes de que cerrara las la inscripción de candidaturas.

Por su parte, el secretario general del consejo de las tribus egipcias y árabes y miembro del partido Al Gad, Waguih Hagar, admitió en declaraciones a Efe que hoy «la organización no ha sido exitosa, pero ayer hubo concentraciones en el centro de la ciudad, que eran más grandes que esta».

Hagar achaca esta baja participación en la marcha a que la gente en las zonas urbanas «se levantan a las 11 de la mañana, y por eso son más perezosos» a la hora de participar en el acto electoral, que estaba convocado para las 13.00 hora local (11.00 GMT), aunque comenzó una hora más tarde.

En cuanto al programa electoral, dijo que «es respetuoso»: «Tenemos la ambición de presentar algo al pueblo egipcio», así como «disminuir la pobreza al 25 por ciento».

Hagar desmintió las denuncias sobre la falta de democracia en el país: «Aquí estamos en una marcha en medio de la plaza, nos movemos en la calle, hicimos propaganda en todas las provincias, no hay nada de persecución, nada de eso. Son aquellos que odian la patria» los que dicen que no hay democracia, afirmó.

Para Mohamed Hasan Abdelkerim, uno de los pocos participantes en la marcha, «Musa tendrá éxito con la voluntad de Dios, es posible (que gane)», y lo apoya por el «cambio y el desarrollo en el país, así como por la estabilidad».

La campaña electoral empezó antes del plazo oficial para el mariscal Al Sisi, que accedió al poder con un golpe de Estado en julio de 2013, y su rostro aparece en numerosos carteles en las principales avenidas y puentes de El Cairo desde hace semanas, a diferencia de Musa, que apenas tiene posters en la ciudad.

A Al Sisi no le será difícil volver a ganar como en 2014, cuando obtuvo más del 96 % de los votos, pero la tasa de participación volverá a ser clave en unos comicios tan poco competitivos y que la oposición ha pedido boicotear.

Varias figuras destacadas, entre ellas el único candidato que compitió con Al Sisi en las presidenciales de hace cuatro años, el socialista Hamdín Sabahi, han llamado al boicot al considerar que las elecciones no cuentan con garantías ni candidatos suficientes. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias