lunes 5, diciembre 2022
spot_img

Putin y el Consejo de Seguridad ruso alarmados por la actitud «destructiva» de Londres

Moscú, 15 mar (Sputnik).- El presidente ruso, Vladímir Putin, y el Consejo de Seguridad nacional expresaron sus preocupaciones por la postura «destructiva» del Reino Unido, comunicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Londres responsabiliza a Moscú de la intoxicación del ex agente doble Serguéi Skripal y su hija Yulia, que tuvo lugar el pasado 4 de marzo en el territorio británico.

«Se expresó la preocupación por la postura destructiva y provocativa del Reino Unido», comentó Peskov tras la reunión del ente presidida por Putin.

En el encuentro participaron el secretario del Consejo, Nikolái Pátrushev, el primer ministro Dmitri Medvédev, el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, el titular de Defensa, Serguéi Shoigú, el director del servicio de seguridad FSB Alexandr Bórtnikov, presidentes de ambas cámaras del Parlamento, Valentina Matvienko y Viacheslav Volodin, entre otros.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció el miércoles las medidas que tomará Londres por el caso Skripal, que incluyen la expulsión de 23 diplomáticos rusos en un plazo de siete días y la suspensión de los contactos bilaterales de alto nivel.

Además, el Reino Unido congelará los activos de Rusia si resulta que amenazan la vida o los bienes de los británicos.

Por su parte, Lavrov declaró este jueves a Sputnik que Rusia expulsará a diplomáticos británicos en respuesta a la misma medida adoptada por el Reino Unido.

El Kremlin declaró el miércoles que considera inadmisibles las acusaciones infundadas y los ultimátums en relación con el envenenamiento de la familia Skripal, ya que Moscú «no tiene nada que ver con el incidente».

Rusia había expresado también su disposición a colaborar con el Reino Unido en la investigación del caso.

Sin embargo, Londres no proporcionó a Moscú el acceso a las evidencias y demás materiales de la investigación, incluida la sustancia sospechosa para que expertos del país aludido puedan analizarla en sus laboratorios, como lo estipula la Convención sobre la Prohibición de Armas Químicas.

Moscú no ve que Londres tenga interés por esclarecer el caso del exespía Skripal
Londres mostró una clara falta de interés por una investigación profesional del envenenamiento del ex agente doble Serguéi Skripal, declaró la Cancillería de Rusia tras la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el incidente.

Reino Unido bloqueó la víspera en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de declaración presentado por Rusia sobre el envenenamiento en Salisbury de Skripal y su hija Yulia con una sustancia química.

«De esta manera Londres, en consonancia con sus acciones provocadoras e histéricas de los últimos días, volvió a mostrar claramente una falta de interés real y de determinación para llevar a cabo una investigación profesional y fiable del incidente en Salisbury», dice un comentario del Ministerio de Exteriores ruso.

Se precisa que «con enmiendas que tergiversan el sentido de este documento, la delegación británica hizo suspender el trabajo en él y prácticamente socavó su aprobación».

El Ministerio de Exteriores ruso señaló que no es algo inesperado

Londres había convocado una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para informar a sus miembros sobre el envenenamiento del exagente de inteligencia ruso en Salisbury.

El anteproyecto propuesto por Moscú instaba a investigar el incidente químico en Reino Unido de forma civilizada, de acuerdo con los estándares de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

El 4 de marzo, Skripal y su hija Yulia fueron hallados inconscientes en el banco de un centro comercial en la ciudad británica de Salisbury, ambos están siendo tratados por una posible exposición a una sustancia de acción neuroparalizante.

Skripal fue reclutado por el servicio secreto británico MI6 cuando servía en las Fuerzas Armadas rusas en los años 90; en 2006 la justicia rusa lo condenó a 13 años de cárcel por espiar a favor de un Estado extranjero y cuatro años después lo canjeó junto con otros dos espías por 10 personas detenidas en EEUU y el Reino Unido le concedió la nacionalidad británica.

El miércoles, la primera ministra británica, Theresa May, responsabilizó a Moscú de lo ocurrido en Salisbury y anunció, como represalia, la expulsión de 23 diplomáticos rusos y la cancelación de todos los contactos de alto nivel entre ambos países.

Rusia rechazó las acusaciones, por infundadas, y propuso al Reino Unido investigar conjuntamente ese incidente. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias