domingo 27, noviembre 2022
spot_img

Un llamado a la cordura: elecciones 2018 segunda ronda

He visto como se ha ido apoderando de un elevado porcentaje de la población costarricense, un miedo infundado, ora por Fabricio, ora por Carlos. Debemos ser realistas y honestos ante la patria y valientes ante las coyunturas históricas.

Como no habíamos conocido campañas donde no estuviera el PLN o el PUSC, existe desconfianza en uno y otro bando, quizá motivado por la demencial desinformación mediática, que si queda de Presidente Fabricio privatizará todo y hará un gobierno teocrático, que si queda Carlos entonces tendremos una Venezuela post Chávez y Maduro. Ni lo uno ni lo otro, por muchas razones que enumeraré lo más sucintamente posible.

Primero porque en Costa Rica, gracias a los fundadores de nuestra democracia, el Presidente tiene relativamente poco poder, hay frenos reales como la Asamblea Legislativa y la Corte Suprema de Justicia.

Por otro lado, la abolición del ejército en el año 1949 fue un amarrar aún más la limitación del poder presidencial. ¿Quién respaldaría un autócrata? ¿La policía mal armada y mal entrenada? Estoy seguro que calibre más calibre menos, está mucho mejor armada la población civil que la Policía.

Veamos la situación real del país, tenemos una empresa privada que maneja miles de millones de dólares en exportaciones, lo que se traduce en empleo y en captación de divisas por parte del BCCR. Costa Rica tiene una excelente calidad de desarrollo humano, por eso muchos emporios extranjeros la buscan para invertir. Si bien la deuda interna es enorme, también debemos aceptar que Óscar Arias, Laura chinchilla casi nada hicieron por mejorar la situación fiscal y se empecinaron en obras de dudoso resultado y de un precio exorbitante: la platina que costó miles de millones de colones y ninguno de los dos lo resolvió. Tenemos una red vial relativamente dañada en un cincuenta por ciento, pero tampoco hubo planificación para mejorarla realmente.

Las presas estresantes: la flota vehicular aumentó de manera inmensa y las callejuelas del San José de los cincuenta siguieron siendo angostas, para carretas. El turismo continúa siendo uno de los principales rubros y sea como sea tenemos buena imagen, aunque la criminalidad ha aumentado la pregunta sería: ¿en qué país mesoamericano no? ¿Somos un país caro? Si y no, para el turista “mochilero” si lo es, pero ese turismo no es la base de nuestra captación de divisas, normalmente viajan con muy poco dinero y gastan menos si es posible. Es caro para los costarricenses, eso si, aunque los ingresos promedios son superiores al resto de Centroamérica.

Las instituciones de Salud han caído un poco, no por culpa de este gobierno sino de gobiernos anteriores que incrementaron la planilla con empleados no técnicos, principalmente Oscar Arias que metió 13.000 burócratas en la CCSS, dentro de su famoso plan escudo contra la depresión económica del 2008. La calidad de nuestra medicina sigue siendo buena, la atención primaria es con mucho ejemplar en Centroamérica.

¿Se ha logrado diseñar un plan fiscal adecuado? No, por desidia de los mismos políticos del PLN y PUSC, empeñados en seguir creando conflicto y sacar provecho electorero. ¿Por qué no se ha hecho un plan nacional de desarrollo vial empleando la empresa mixta? Porque los políticos no arrancan pelo sin sangre: ut tuttis ut nullus. Esa norma administrativa ha sido regla, o yo o nadie, o todo o nada.

Necesitamos muchos y enormes proyectos de inversión pública, que se pueden hacer con la convocatoria a países europeos a participar invirtiendo, como la Ruta 27, pese al mal diseño es mejor que el cerro de la muerte.

Regresemos a nuestros dos candidatos a la presidencia, que de paso ya les cercaron los políticos de siempre, lo cual puede ser bueno o puede ser malo, eso dependerá de la inteligencia y malicia de Carlos y o de Fabricio.

Ni Carlos Alvarado podrá meternos la ideología de género a la fuerza, ni Fabricio podría evitarlo; ni Fabricio podrá cerrar la Basílica de Los Ángeles ni quitar las procesiones, ni Carlos podrá asociarnos con Maduro. Un presidente de la República de Costa Rica no tiene posibilidades de hacer una u otra cosa.

La realidad es que han querido hacer de esto una lucha entre el bien y el mal, siendo que en realidad no lo es. Tampoco se trata de lucha entre el neoliberalismo y el socialismo del siglo XXI, no lo es tampoco. Nadie puede aquí hacer lo que le dé la gana, ni con apoyo de algunas fracciones de la Asamblea Legislativa, que por dicha viven en pleito perenne lo que hace aún más difícil lograr apoyo de parte de ella hacia el ejecutivo.

Ya basta de sembrar el temor en la población, recuerdo el slogan del año 1966: Daniel y Fidel, no vote por Daniel. Nada más lejos de la verdad pero el miedo llevó el voto indeciso hacia el profesor Trejos, de paso una excelente persona.

Quede el que quede, los retos son enormes, más no imposibles, se puede echar hacia adelante el país si existe voluntad política y para ello se necesita muchísimo más que el poder de la presidencia, se necesita inteligencia y capacidad de concertación, de convocatoria y de diálogo abierto.

(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es Médico

Más noticias

4 COMENTARIOS

  1. Solo Oscar Arias puedo hacer lo que le dio la gana con la reelección y el TLC.Fabricio con el apoyo de los diputados del PLN,PIN,RN podría hacer desastres, yo no confío en gobiernos neoliberales,jamás.

  2. Buen comentario pero tengo mis dudas, Oscar Arias ha hecho lo que le da la gana, se reeligió ilegalmente, aprobó un TLC a la fuerza, violando las leyes electorales y otras más, con injerencia extranjera de embajadores y otras pestes. Así que hemos visto que un presidente si bien no con el poder oficial pero si con el fáctico, puede hacer muchas cosas. Entonces da miedo ver como el candidato de RN tiene una posición, se reúne con Oscar Arias y cambia totalmente. El señor Arias sigue teniendo mucho poder que utiliza a su antojo. Me gusta el optimismo pero tengo mis reservas.

  3. Amigo Arce, tienes razón. El solo sacar con los Alvarado la mafia PLUSC y sus turecas, ya es ganancia. Solo falta que estos se sacudan de los oportunistas figurones, a tiempo. Veremos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias