martes 6, diciembre 2022
spot_img

Coalición Costa Rica: la estética de la democracia

Costa Rica vive una primavera. Una Revolución mental, la Revolución de las Crayolas, la Revolución Bonita a la que hizo referencia agudamente el amigo Jose Luis Callaci.

Coalición Costa Rica (que somos todas y todos) es la columna vertebral de los nuevos aires de libertad que corren en nuestra Patria.

Coalición Costa Rica es el mástil de una democracia que reinventa el paisaje con más libertad y más democracia.

Sea pues en las aulas, en el cine, en las letras, en la política, en la agricultura, en la filosofía, en la matemática, en la pintura y en la ciencia. Agreguen ustedes otras inspiraciones.

En la Coalición Costa Rica caben todos los oficios dignos.

Asistíamos, hasta hace poco tiempo, a una guerra declarada en contra del lenguaje, de la palabra misma, que es decir de la inteligencia y de nuestro mejor yo colectivo. Cuando hablo de «lenguaje» significo algo muy amplio, y cuando hablo de «texto» significo a la vida misma.

Con los nuevos aires de libertad hay que reinventar la palabra. Hacerla más bella con sus propósitos. Todo necesita renovarse en la educación y la cultura. Costa Rica es nuestro texto.

De este movimiento joven saldrá paulatinamente la estética liberadora de la democracia. Ese es nuestro objetivo subversivo.

¿Por qué así lo digo? Simplemente porque pensar, dialogar y crear con conocimiento de causa tiene un corolario de satisfacción intrínseco, que agrada al espíritu, que permite abordar con tino silencios, preguntas y respuestas a nuestros diarios quehaceres individuales y colectivos.

Cuando la palabra ya no es faro, sino tiniebla, es decir, cuando el pensamiento colectivo se degrada para decapitar a la palabra, favoreciendo la rampante suciedad de la “desbordada hipermodernidad” en demérito de valores altruistas indispensables para la convivencia decente entre los seres humanos y nuestros entornos naturales, entonces, se comprende la grave y rápida debacle de la que apenas estamos saliendo.

Coalición Costa Rica ha sido la respuesta frente a la injusticia y el desvalije estético de 30 años de neoliberalismo. Y con paciencia y constancia superaremos dicho período.

Irrita que en los últimos 30 años nos hayan ido derrumbando, de a poco, todo ese andamiaje de alfabetos inaprensibles y paradojales, reales y no raramente explícitos, energías conectoras de un sinfín de arterias que le dieron vida a una plaza común y al gratuito mercado de las ideas y del ser costarricense.

Leamos lo bueno del pasado y reinventemos el presente. Soñemos el futuro.

Daba gusto disfrutar una oración bien dicha, terminada con un certero punto, dispuesta a avanzar hacia un verosímil silencio, cual si fuera un paréntesis, para degustar la ingesta de zumos verbales con sentido de realidad y de realidad viviente.

Implícitos son estos silencios y aprehenderlos es una destreza al que somos invitados a pronunciar. La República de las grandes mayorías debe ensancharse a su paso frente a la República de unos pocos.

Que sean la educación, la cultura y la justicia nuestras armas. La Costa Rica del bicentenario somos nosotros y la juventud su creadora.

Juventud: Carlos Alvarado es uno de ustedes. No por casualidad él es hoy el Presidente Electo de la República. Los lúcidos veteranos somos su sombra y abrigo.

No hay que vivir la vida entre afortunados estetas para saberse cantor de nuestro íntimo e irrepetible paisaje, pues uno ya no compite para creerse superior al prójimo sino que lucha por saberse auténtico del propio paisaje.

En esto consiste la estética de la democracia, donde es preciso disolver el oprobio reconociendo que todos somos tenidos por poetas, cada uno conforme a sus necesidades y posibilidades.

La banalidad, el analfabetismo y la incultura oscurece el paisaje que todos llevamos dentro, extravía a la duda pertinente, nos incomunica con el prójimo y nos confisca la identidad y permanencia como nación.

El conocimiento es dignidad y libertad. El estudio nos libera.

Cuando la torpeza se apodera de nuestro íntimo paisaje, el pintor que llevamos dentro se desanima y ya no busca trascender ese paisaje. Corre detrás de otros paisajes que no son él, que no son ella.

Pero vencimos en abril. En abril el amor por nuestra Patria se hizo espiga.

Coalición Costa Rica es la respuesta de la juventud nacional por la alegría y por el renacer político, educativo y cultural de toda una nación.

La jornada apenas empieza.  Que bella sea la travesía. Por ella brindo con ustedes.

(*) Allen Pérez S. es Abogado

Más noticias

6 COMENTARIOS

  1. Bello, patriota e inspirado articulo que nos invita a tejer suenos , a pesar de la turbulencia de los tiempos. Necesitamos fortalecer a Coalicion Costa Rica para que se mantenga vigilante, pues el monstruo ha despertado y ambiciona el poder.

  2. El cambio empieza a nacer de manos de la juventud. Ayudemos y no pongamos barreras a lo que es inminente. De repente se renueva y profundiza la democracia. Gracias a todos los que se apuntaron, gracias a los pequeños soldados de crayola en mano.

  3. Bello y esperanzador mensaje. El mundo está de pie una vez más y Costa Rica en la tarima…alzando su bandera y cantando su Himno Nacional con lágrimas de alegría, momentos inolvidables para agradecer a todos pero especialmente a los jóvenes, que deberán continuar peleando por libertad, justicia social y progreso en igualdad de oportunidades para todos.

  4. Coalicion Costa Rica son unos comunistas criollos vendepatrias,trabajan igual que los comites comunistas en Cuba,trabajando en cada esquina de barrio amedrentando y asustando a los pobres de mente,asi lo hicieron en las procesiones,iglesias,son unos vagos faltos de trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias