martes 4, octubre 2022
spot_img

Rusia tiene casi agotada su confianza en Occidente, dice Lavrov

Moscú, 16 abr (Sputnik).- Rusia está a punto de perder la confianza en sus socios occidentales, declaró el canciller ruso, Serguéi Lavrov, en una entrevista con la BBC.

«Diría que estamos perdiendo los últimos remanentes de la confianza en nuestros amigos occidentales», dijo Lavrov precisando que «aún no están del todo agotados».

El ministro ruso añadió que Occidente se guía por una lógica «muy rara»,

«Creen que el castigo es la prueba», dijo Lavrov al referirse a la actuación de los actores occidentales respecto tanto al caso Skripal como al presunto ataque químico en la ciudad siria de Duma.

Añadió que Occidente busca, promoviendo una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria, dar la impresión de que Damasco va a cooperar bajo la presión de los ataques aéreos.

«Estoy seguro de que la idea de impulsar esta resolución consiste en (…) crear la impresión de que Siria y nosotros aceptamos negociar bajo la presión de los bombardeos», dijo en la entrevista con BBC.

EEUU, el Reino Unido y Francia presentaron un borrador de resolución del Consejo de Seguridad que contempla, en particular, crear un mecanismo de investigación de los presuntos casos del uso de armas químicas en Siria.

«Si pretenden restaurar un mecanismo de investigación que no sea transparente ni tampoco independiente y que tome sus decisiones sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU, entonces no lo aceptaremos», subrayó Lavrov.

EEUU, Francia y el Reino Unido dispararon en la madrugada del 14 de abril más de un centenar de misiles de crucero contra Siria.

Según los aliados, fue un ataque puntual contra tres centros del supuesto programa clandestino sirio de armas químicas: dos, al oeste de Homs y uno en la zona de Damasco.

Aunque el ataque fue presentado como represalia por el supuesto uso de un agente tóxico en Duma, que causó decenas de muertos según los rebeldes y las ONG asociadas, los aliados no quisieron esperar a que la OPAQ, cuyos expertos ya están desplegados en Siria, realizasen una investigación sobre el terreno.

Rusia condenó en términos enérgicos el ataque a Siria al calificarlo de agresión contra un Estado soberano que está en la primera línea de la lucha contra el terrorismo.

«Cuando se escuchan voces de que Rusia tiene la responsabilidad de que Damasco cumpla la Convención sobre Armas Químicas, es algo indignante «, dijo Lavrov en declaraciones a la cadena británica BBC.

El ministro recordó en este contexto que el desarme químico de Siria, confirmado por la OPAQ en 2016, fue una acción internacional que se llevó a cabo también con la participación de EEUU.

Lavrov, enfatizó, además, que Rusia terminó en 2017 el programa de destrucción de las armas químicas en su territorio, hecho que fue verificado y «aplaudido» también por la OPAQ.

«En cambio, EEUU, lamentablemente, evita cumplir las obligaciones que asumió» en la materia de la destrucción de las armas químicas y «no hace más que procrastinar», dijo el canciller ruso.

Caso Skripal en Reino Unido

Por otra parte, dijo que Rusia espera que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) le aclare si los expertos hallaron la sustancia química BZ en el lugar del incidente en la ciudad británica de Salisbury.

El canciller ruso había denunciado que la OPAQ no incluyó en su informe sobre el ataque en Salisbury los resultados de la investigación de un laboratorio de Suiza, según los cuales el ex agente doble Serguéi Skripal y su hija fueron envenenados con una sustancia química BZ, jamás desarrollada en Rusia o la Unión Soviética pero sí en EEUU y el Reino Unido.

«Preguntamos a la OPAQ, en la que confiamos, si es verdad que junto con А-234 fue encontrada también BZ; esperamos la respuesta de la OPAQ, en la que claro que confiamos, pero queremos confiar y también verificar», señaló en entrevista con la cadena BBC.

Lavrov estimó, además, que la provocación con el caso Skripal beneficia sobre todo al Reino Unido que la aprovechó para «regresar al proscenio de la política internacional de una manera muy negativa, agresiva y extraña».

Serguéi Skripal, un exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia, quien es nacional de Rusia, fueron hallados a principios de marzo pasado inconscientes cerca de un centro comercial en la ciudad británica de Salisbury.

Yulia fue la primera en recuperar el conocimiento a finales de marzo y la semana pasada se anunció que también Serguéi Skripal salió del estado crítico y responde bien al tratamiento.

Nada más abierta la investigación, que según Scotland Yard se prolongará por varios meses, Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del supuesto intento de envenenamiento de los Skripal, alegando que la sustancia procede de Rusia.

Moscú rechaza las acusaciones de Londres, por considerarlas infundadas, y reclama acceso a las evidencias para poder colaborar con la investigación.

Según el informe de la OPAQ, los resultados de los análisis de las muestras ambientales y biomédicas que los expertos de la organización recogieron en el territorio británico «confirman las conclusiones del Reino Unido en relación con la identidad de la sustancia química usada en Salisbury».

Al mismo tiempo el documento no contiene información alguna sobre la procedencia de la sustancia. (Sputnik)

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias