lunes 28, noviembre 2022
spot_img

Jimmy Morales pidió donación empresarial por vía externa, asegura testigo

Guatemala, 25 abr (EFE).- Una testigo del segundo caso de financiación electoral ilícita al Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) señaló al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, de haber pedido a empresarios utilizar una vía externa a la organización política para recibir donaciones en la campaña de 2015.

Durante la reproducción hoy de su declaración anticipada en la audiencia de primera declaración de dos de los empresarios, Luis Rodrigo Arenas Echeverría y José Andrés Botrán Briz, la testigo Paulina Paiz Riera confesó que a sugerencia de Morales ella misma fue quien propuso utilizar una empresa familiar (Novaservicios, S.A.) para trasladarle los fondos.

En total fueron más de 8 millones de quetzales (más de 1,08 millones de dólares) que se utilizaron para pagar a fiscales electorales de FCN-Nación, el partido oficial, para el proceso electoral de septiembre y octubre de 2015.

Paiz Riera contó que «en 2015 participaba en un grupo de empresarios que buscaba ayudar al país», a quienes «les preocupaba que los candidatos que puntuaban en las encuestas estuvieran involucrados en problemas legales», por lo que decidieron citar a Jimmy Morales «para conocerlo y conocer su proyecto», pese a que se encontraba lejos de los punteros.

Según la testigo, la impresión que dejó Morales entre los magnates -entre quienes estaban familiares de los principales grupos económicos del país- es que se trataba de alguien «bueno y capaz», pese a que fue él mismo quien propuso el método de recepción de donaciones.

Uno de los empresarios, relató la testigo, dijo que le parecía «increíble» que Jimmy Morales les «hubiera sugerido que le demos el dinero fuera del partido» y se quejó de que «en Guatemala todo se tenga que hacer bajo agua», pero aún así luego se hizo.

Pese a que el actual secretario general del partido oficial y parlamentario Javier Hernández Franco había negado su participación en la reunión con los empresarios, la testigo dijo que éste sí había estado en esa ocasión.

Paiz Riera mencionó en su declaración anticipada que la primera ronda electoral, del 6 de septiembre de 2015, «fue desordenada» por retraso en la llegada de listados, por lo que recurrieron a «una financiera» y así poder cumplir con los pagos y añadió que para el balotaje del 25 de octubre fue todo «más organizado».

A la declaración anticipada de Paiz Riera se sumó la de Olga Vitalia Méndez López, quien se encargó de cuadrar los montos entregados a FCN-Nación y confirmó lo dicho por ésta, agregando que «en lugar de pagar a terceros mejor utilizáramos empleados de Novaservicios para hacer de fiscales, a lo que se opusieron (los empresarios)».

Presentes en la sala de audiencias, Arenas y Botrán fueron imputados por el Ministerio Público a través de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad, quien señaló al primero de haber girado instrucciones para realizar los pagos a los fiscales de mesa en ambos sufragios y a Botrán de haber participado como coordinador de los recursos económicos entregados al hoy partido oficial.

Arenas es presidente del Movimiento Cívico Nacional y Botrán es el excomisionado presidencial contra la desnutrición (entre enero de 2016 y noviembre de 2017) y presidente de uno de los grandes ingenios azucareros del país.

Ambos fueron imputados del delito de financiación electoral ilícito a la campaña electoral de Jimmy Morales, quien suma un segundo embate judicial en contra de su organización política, luego de haber sido señalado en agosto pasado de haber impedido la fiscalización del FCN-Nación al Tribunal Supremo Electoral, en su calidad de candidato y secretario general del partido.

A decir de la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) los demás empresarios que participaron en el encuentro con Morales son: Carlos Manuel Paiz Andrade (dueño durante 43 años de la cadena de supermercados Paiz, una de las mayores empresas del país), Fernando Paiz (hermano de Carlos, exdirector de Walmart Centroamérica, empresa que compró Paiz, y ahora cabeza de Latam Hotel Corporation, Hyatt) y los hermanos Sergio Paiz del Carmen (compañía PDC) y Salvador Paiz del Carmen (Interbanco).

Además de ellos, estuvieron José Miguel Torrebiarte (presidente de la mayor cementera de la región, Grupo Progreso, y también vicepresidente de la Fundación Fundesa), Óscar Emilio Castillo y el exdiputado prófugo Édgar Ovalle.

Ahora la jueza debe decidir si acepta o no la imputación de los empresarios en una audiencia que se prevé que continúe el próximo lunes. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias