sábado 25, junio 2022
spot_img

Investigadores UCR aplicarán la biología molecular para evaluar calidad del agua de consumo

San José, 30 Abr (Elpais.cr).- Cuatro investigadores del Instituto de Investigaciones en Salud (Inisa) de la Universidad de Costa Rica (UCR) son parte de una nueva propuesta orientada a proteger la salud de los costarricenses, esta vez, al vigilar el agua que consumen.

Para lograrlo, usarán una de las técnicas más novedosas aplicadas en el análisis de aguas: la biología molecular, la cual permitirá hallar la existencia de potenciales agentes virales.

En la iniciativa también participará la Universidad Nacional (UNA) y el Tecnológico de Costa Rica (TEC), con el apoyo de la Universidad Técnica Nacional (UTN). En total se contarán con 12 expertos altamente calificados quienes aportarán otros análisis especializados a nivel microbiológico y físico-químicos.

El grupo de especialistas inició su labor en abril del 2018 y trabajarán durante dos años consecutivos con el propósito de verificar si el proceso de desinfección de las aguas se está dando de la manera idónea. Las grandes beneficiadas serán 20 Asociaciones Administradoras de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Comunales, mejor conocidas como Asadas, ubicadas en Alajuela, Puntarenas y Cartago.

De acuerdo con Kenia Barrantes, investigadora del Inisa-UCR, el propósito de realizar la evaluación en esas zonas se desprende a raíz de investigaciones previas que mostraron la posible presencia de sustancias tóxicas en acueductos comunales de regiones rurales.

La especialista explicó que lo anterior suele darse por una serie de factores como una mala infraestructura, lo que impide un adecuado proceso de desinfección, así como el exceso del cloro como desinfectante, de la mano con otros procesos que atentan contra la calidad del recurso hídrico.

El objetivo final es que después de realizar las mediciones, los resultados obtenidos sean usados para generar una propuesta que mejore sustancialmente el manejo de dichos entes operadores.

«Lo que se hará es tomar muestras puntuales en Asadas ubicadas en zonas fuera del Gran Área Metropolitana. La UCR analizará toda la parte microbiológica, empleando métodos convencionales para la detección de indicadores tradicionales y de biología molecular con el propósito de encontrar virus en el agua que son patógenos en términos de la salud humana, un área que ha sido poco investigada a nivel nacional debido al alto costo económico de las pruebas moleculares. Por su parte, los compañeros de la UNA, el TEC y la UTN trabajarán toda la parte físico-química», manifestó la Dra. Barrantes.

La investigación se realizará gracias al financiamiento otorgado por los Fondos del Sistema del Consejo Nacional de Rectores (CONARE). En total, 40 millones de colones serán utilizados para giras y optimización de los equipos ya existentes para trabajar con virus y otros tipos de microorganismos.

La selección de muestras estará a cargo de expertos del TEC y la UNA. El proceso de recolección durará todo el 2018 en las estaciones lluviosa, seca y de transición. Para el 2019, se aspira tener los primeros resultados.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias