domingo 26, junio 2022
spot_img

Algunos méritos indirectos del presidente Solís Rivera

En Costa Rica lo peor es ser “ex”, ex lo que sea, era una frase famosa de un expresidente ya fallecido. En aquel tiempo estaba vigente la antidemocrática ley que prohibía la reelección presidencial, por lo tanto un expresidente era menos que nada: ya no volvería a detentar el poder, por lo cual se devaluaba políticamente hablando. De todas maneras, pese a la posibilidad de reelección, difícilmente cualquiera de los expresidentes, Solís incluido, volvería a la Presidencia: papeles muy deslucidos y cuestionamientos en algunos casos difícilmente les daría vía libre.

Ya Luís Solís se va marchando en cinco días, cuatro días si contamos que el ocho de mayo ya no es más que unas horas. Si bien se ha tratado de ridiculizar su mandato por una serie de tercas posturas, realmente tiene un enorme mérito indirecto. El escándalo del cementazo que en apariencia se filtró desde Casa Presidencial, atrajo las miradas de todos los ciudadanos, aunque no me atrevería a inculparlo a él directamente, si hay muchas dudas alrededor suyo: personajes macabros que lo rodeaban y que están siendo cuestionados e investigados. Su gran mérito fue despertar a la Fiscalía, que de triste amanuense pasó a ser clave en la investigación y nos dio una mujer con coraje y capacidad, de haber sido otro el presidente, todo se hubiera callado, pero al ser Luis Solís un “piso de tierra”, se le lanzaron encima de a montón tirios y troyanos, y muchas autoridades creyendo que el PAC nunca regresaría, se pusieron a empujar. Este mérito no se lo quita nadie, ser el pararrayos de ese escándalo y despertar a su vez un “gigante dormido”: PRN la gran alianza evangélica costarricense que estuvo a punto de subirse al poder.

Este hecho de PRN a punto de lograr el poder, nos demostró que Costa Rica es parte del botín que buscan monopolizar los neopentecostales en toda Latinoamérica, orquestada y financiada por algunos grupos radicales de EEUU, que buscan el poder satélite en los países del tercer mundo, algo así como los tristemente célebres dictadores militares títeres de los EEUU, mayoritariamente “made in” La Escuela de las Américas, cita en la otrora zona del Canal de Panamá, a la postre propiedad estadounidense. Ahí se formaron verdaderos asesinos genocidas de sus pueblos, bajo la batuta de los gobiernos estadounidenses, que los fueron manteniendo en el poder hasta que proliferaron las guerrillas de izquierda por doquier, fue entonces que se creó la idea de infiltrar sectas evangélicas financiadas por capital estadounidense, había nacido el “neopentecostalismo” como alternativa títere al poder EEUU en Latinoamérica.

Es muy interesante que los costarricenses vieron con claridad meridiana este fenómeno, que se despertó como una reacción al gobierno de Luis Solís, y en segunda ronda el pueblo luchó con denuedo contra los grupos religiosos reaccionarios que buscaban el poder: establecer una teocracia en suelo tico.

Estos méritos llevarán algún día a Luis Solís al lugar histórico de despertar al pueblo ante realidades que lo amenazaban. Por otro lado, fue su mérito romper ese bipartidismo nefasto para Costa Rica y dejar fuera de segunda ronda a PLN y PUSC, los dos partidos que manejaron a su antojo la historia costarricense de los últimos sesenta años: verdaderos dueños de vidas y haciendas. No creo que hayan desaparecido, pero la metamorfosis que han mostrado algunas de sus figuras, la realidad política actual y otros asuntos, convertirá a Costa Rica en tierra de lucha de teocráticos contra republicanos, sin duda alguna de aquí en adelante la lucha será entre esas dos corrientes ideológicas o pseudo ideológicas, que buscarán manejar el poder.

Por ahora todo es “miel sobre hojuelas”, mientras se va fraguando tras bambalinas el siguiente golpe de timón, del cual seremos testigos en menos de dos años, si bien se puede decir que aquí la campaña por la presidencia empieza seis meses antes de la elecciones, la realidad es que nunca termina, es una campaña política perenne.

(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es Médico

Más noticias

5 COMENTARIOS

  1. Siempre he reconocido los meritos de don Luis Guillermo, sobretodo, es un hombre culto y bueno, claro esta, que le falto malicia y pericia politica; pero se esforzo al maximo por ser un buen presidente, muestra de ello es su deterioro en la salud.
    Fue evidente el ataque de la dictadura mediatica ,que responde a intereses mezquinos y no al bien del pais.
    Los mandos medios y la Asamblea Legislativa, que no parece representacion del pueblo sino de intereses economicos y politicos de algunas cupulas de poder, obstaculizaron la labor del gobierno.
    Ahora la lucha sera contra el neopentecostalismo y sus aliados que se esconden detras de falsas banderas pseudocristianas para abrogarse el poder politico y economico.

  2. Muy relevante en su comentario es la afirmación de que (copio textualmente) «…se le lanzaron encima de a montón tirios y troyanos, y muchas autoridades creyendo que el PAC nunca regresaría, se pusieron a empujar.» Según los medios, que en su mayoría son anti-PAC abiertamente, tal partido estaba quebrado y listo para ser lanzado al basurero de la historia.
    Pero cuál no sería nuestra sorpresa cuando en la primera ronda…el PAC resucitó y quedó como respuesta para enfrentar al otro partido, el neopentecostal. Ahora, cuando vemos que en segunda ronda el PAC barrió, toda clase de analistas y expertos (los listos, incluidos los miembros ticos de los things tanks americanos) nos dan lecciones acerca del porqué triunfó Acción Ciudadana. La verdad es que, como Ud. bien apunta, el pueblo luchó con todas sus fuerzas contra el gran poder de la religión americana y triunfó logrando una gloriosa victoria.

  3. Cuál es su interés en llamar, peyorativamente al presidente L.G.Solis simplemente Luis Solis? Me recuerda la mezquindad del finado Gonzalo Facio
    de tratar de disminuir a Luis Alberto Monge llamándolo «Luis Monge».

  4. Mi nombre es Rogelio Enrique de Jesús Arce Barrantes, me llaman Rogelio Arce: yo no encuentro problema en decirle Luís al presidente Solis: Luis Solis.

  5. Coincido con usted, la campaña de desprestigio contra el presidente Solis, no tiene comparación. Quizá se asemeja a aquella en contra de don Rodrigo Carazo, continuada por décadas. La causa de tanto enardecimiento? Disputa de poder. A quien le gusta, quedar al margen de semejante botin?
    Dichosamente, no llegó a concretarse ese despojo al que se arriesgó esta gran nación. Aprendimos a actuar, valorando lo esencial. La libertad, la humanidad al decidir sobre asuntos públicos, la necesidad de encontrar balances y no sólo, escuchar los aullidos del odio. Que viva Costa Rica

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias