viernes 30, septiembre 2022
spot_img

Presidente catalán pide al rey de España «abrir una etapa de diálogo»

Madrid, 20 jun (Sputnik). – El presidente de la Generalitat (Gobierno catalán), Quim Torra, envió este miércoles una carta al rey de España, Felipe VI, para sugerir la celebración de una reunión en la que sentar las bases para «abrir una etapa de diálogo».

«Estoy convencido de que podremos encontrar un rato en vuestra visita a Cataluña este viernes para poder vernos», reza la misiva enviada por el líder independentista.

Está previsto que Felipe VI y Quim Torra coincidan este viernes en la provincia catalana de Girona durante la inauguración de los Juegos del Mediterráneo, aunque las tensiones entre la Generalitat y la Corona hacen que ninguna de las partes hayan confirmado por el momento su presencia en el acto.

Quim Torra solicitó al monarca aprovechar la ocasión para mantener una reunión porque «la predisposición al diálogo es una exigencia mínima para poder mantener la relación de respeto que corresponde entre instituciones».

El mensaje de Torra está incluido en el «post scríptum» de una carta firmada conjuntamente con sus dos predecesores al frente de la Generalitat: los independentistas Artur Mas y Carles Puigdemont.

Esa carta comienza recordando una frase pronunciada por el monarca en 1990, cuando aseguró que «Cataluña será lo que los catalanes quieren que sea».

En ese sentido, los dirigentes independentistas recuerdan que los ciudadanos catalanes expresaron de forma reiterada en las urnas su deseo de poder decidir el futuro político de Cataluña, por lo que piden al jefe de Estado de España «escuchar este clamor democrático» y «respetar la voluntad de los ciudadanos».

«Queremos implementar el mandato popular por vías pacíficas y democráticas, priorizando el acuerdo con el Gobierno español», explica la carta, en la que los líderes independentistas reiteran su «compromiso firme y decidido» de «no dejar de avanzar pese a la represión».

En distintas ocasiones, la carta reprocha que el monarca se dirigiera a la nación el 3 de octubre –dos días después del referéndum convocado por el Gobierno catalán pese a la prohibición de la justicia española– para ofrecer un duro discurso cargando contra el independentismo.

A su modo de ver, esa carta «abrió una herida considerable a muchos ciudadanos que no habían pensado nunca que el jefe de Estado daría su aprobación a la violenta represión de la policía contra ciudadanos completamente pacíficos».

Frente a la interpretación de que aquel día Felipe VI decidió situarse del lado del Gobierno central, los firmantes de la carta le invitaron a abrazar el papel de «árbitro y moderador» que le confiere la Constitución española.

Para dar pasos hacia un escenario de mayor entendimiento y cordialidad, la carta ofrece al monarca, con motivo de su visita a Cataluña, la posibilidad de «recibirle con la voluntad de abrir una etapa de diálogo, negociación, reconocimiento, respeto democrático».

«Hace falta abrir una etapa de negociación que acabe siempre por dar la palabra a la ciudadanía de Cataluña (…) Que se acabe de una vez esta situación de anomalía en la que jueces y policías ocupan un espacio que debería ocupar la voz y la palabra de los representantes políticos», prosiguen.

La carta concluye invitando al monarca a escuchar las demandas del independentismo catalán «sin apriorismos ni prejuicios» para «facilitar un proceso de apertura, modernización y prevalencia democrática». (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias