viernes 3, diciembre 2021
spot_img

De la poesía y los poetas

La prosa si bien abarca la mayoría de las producciones literarias, incluidos artículos periodísticos y ensayos, libros técnicos y narrativa: novela y cuento, no es sino la poesía la que me ha cautivado desde muy joven.

Leo de todo, pero escribo poesía mayoritariamente, no obstante no haber publicado nunca, por considerar pobre mi producción o quizá por esa desidia que me inmoviliza; no puedo decir que haya sido atrapado por un poeta en particular o una corriente específica, me gusta la poesía libre: sin ataduras de sintaxis, pues considero que al no requerir corrección, expresa la verdad del alma con toda claridad sin escamotearle espacio a la verdad.

Dice Harold Bloom, ese grande y controversial crítico literario, que un buen poema usualmente está falseado por cálculo del poeta, mientras que los malos poemas son veraces porque dicen toda la verdad.

Yo discrepo de Bloom porque un poema es la expresión de un sentimiento en un momento determinado, y la costumbre de expresarse sin ataduras ni falso pudor, hace que muchos poemas espontáneos sean un dechado artístico.

Yo creo que la poesía es de ciertas almas, no todas pueden conmoverse ante un verso desesperado de amor y dolor, y según los editores y libreros, la poesía no representa ni un uno por ciento de la producción literaria: no es negocio desde ese punto de vista. Yo logré en una semana de inspiración sutil, plasmar setenta poemas sin métrica que pueden leerse cada uno de arriba hacia abajo o de abajo hacia arriba, y dicen lo mismo: lo que se expresa en cada uno no cambia de fondo sino parcialmente de forma.

¿Cómo lo logré? No lo sé, creo que era la acumulación en el alma de muchos y diversos sentimientos al paso de muchos años y cuando empecé fue como un exorcismo de los sentimientos, salían y seguían saliendo, me negué a revisarlos hasta varios años después, lo hice porque sí, necesitaban un pincelazo y además les puse un nombre a cada uno, pero en esencia todo siguió igual. Pensé imprimirlos y donarlos a una institución de caridad, pero tampoco lo hice.

Los subí en un blog llamado :www.poemasendosvias.blogspot.com, donde cualquiera puede leerlos si tiene interés, al cabo yo no vivo de la literatura, y por otro lado siento que vender un poema es como vender un hijo: los poemas se paren con mucho dolor y por lo tanto representan lo mejor de uno mismo.

La poesía ha sido en mi caso la mejor manera de soportar la vida, como lo es la prosa para otros: «Le seul moyen de supporter l’existence c’est la de s’étourdir dans la littérature comme dans une orgie perpétuelle”, escribió Gustavo Flaubert; creo que es totalmente razonable y aplicable a cualquier género literario y más marcado en el poeta, que lucha día a día con los fantasmas de su pasado y de su presente, de su futuro no porque en poesía dentro de la mente del poeta no hay futuro.

La catarsis interior que representa la poesía es importantísima y para mí es una manera de exorcizar cualquier sentimiento que me perturbe la paz, se pone en letras y todo cambia, quizá tenga una gran familiaridad con el psicoanálisis y por eso muchos consideraron a Sigmund Freud en su tiempo un poeta. Sin Macbeth Shakespeare no sería inmortal, como sin la Divina Comedia Dante hubiera sido olvidado, o Milton sin el paraíso perdido. Las flores del mal de Charles Baudelaire fueron la mejor manera que encontró el poeta para deshacerse de sus fantasmas.

En esta época materialista y consumista que vivimos, leer poesía puede ser la alternativa a soportar la vacuidad en la vida de muchos, posiblemente traiga más paz al ser humano que meterse dentro de un Mall a aturdirse con el consumo, o embriagarse en una taberna para no volverse loco.

Quizá debería el ministerio de educación, promover la lectura de poesía entre los niños, a fin de hacerles sentir poéticamente la existencia, creando mayor sensibilidad en sus mentes, para eliminar el bullying.

(*) Dr Rogelio Arce Barrantes es Médico

Más noticias

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias