viernes 28, enero 2022
spot_img

Yerry Mina fue (otra vez) el salvador de una Colombia que sufrió la crueldad de los penales

San José, 3 Jul (Elpaís.cr) – El defensa colombiano Yerry Mina volvió a vestirse de héroe con un gol clave para su selección en el Mundial de Rusia 2018, aunque a diferencia de otras ocasiones, esta vez su equipo sufrió la amargura de quedar por fuera del torneo en la tanda de penales.

El zaguero que milita en el Barcelona se reafirmó como un arma letal en las alturas, tras anotar su tercer gol en la Copa del Mundo en el choque de octavos de final ante Inglaterra.

Suplente en la derrota del debut 2-1 ante Japón, Mina agarró la titularidad ante Polonia y no la soltó con buenos rendimientos y sobre todo con sus goles.

El colombiano Yerry Mina remata de cabeza para conseguir el gol del empate contra Inglaterra. Agencia EFE.

Frente a Polonia en el juego por la segunda fecha de la fase de grupos contra Polonia firmó de cabeza el 1-0 del triunfo 3-0 y, en el último choque, le dio la clasificación a su combinado con otro cabezazo para romper el cerrojo de Senegal con el 1-0.

Este martes frente a los ingleses el juego se tornó desde el arranque muy complicado para los ‘Cafeteros’, al no poder contar para este juego con su cerebro, el ’10’ James Rodríguez, quien lo vio desde la tribuna por lesión.

El equipo inglés manejó el partido y obligó a Colombia a un ejercicio máximo de concentración para mantener el cero atrás. Mina y su compañero de zaga Davinson Sánchez se encargaron de la dura tarea de contener los ataques de Harry Kane, Raheem Sterling, Dele Alli y Jesse Lingard. Y lo estaban logrando.

Sin embargo, de nuevo, como le pasó ante los japoneses, por una desafortunada acción el equipo dirigido por José Pekerman quedó contra las cuerdas luego de un polémico penal pitado por el flojo árbitro estadounidense Mark Geiger.

El colombiano Yerry Mina remata de cabeza para conseguir el gol del empate contra Inglaterra. Agencia EFE.

El juez norteamericano sancionó un agarrón del volante Carlos Sánchez sobre Kane, en una jugada en la que primero el inglés sujetó del cuello al colombiano, no obstante, Geiger señaló la también clara e insólita infracción de la ‘Roca’. A pesar de los reclamos del ‘Tigre’ Falcao y compañía el central del choque no recurrió al VAR. El delantero y capitán de Inglaterra convirtió el penal con remate al medio y puso el 1-0.

Poco a poco, ante la necesidad, Colombia fue llevando el juego hacia el área rival. Ahí era clave Mina. Sus dos goles previos habían sido por cabezazos certeros tras buenos servicios de James y Juan Quintero. Pero antes, la desesperación de los sudamericanos y los roces, acompañados del deficiente arbitraje de Geiger, se apoderaron del encuentro.

El tiempo parecía que se esfumaba y se llevaba el sueño de Colombia de continuar en la Copa del Mundo, pero en la reposición Mateus Uribe, el buen volante que ingresó de cambio y le dio frescura y otra dinámica al equipo, sacó al 92′ un inesperado zapatazo lejano que por la espectacular volada del arquero Jordan Pickford sobre su ángulo izquierdo no terminó en el 1-1.

El arquero inglés Jordan Pickford recibe el gol de cabeza del colombiano Yerry Mina. Agencia EFE.

Sin embargo, en el córner derivado de esa tapada llegó la gran alegría colombiana. El habilidoso Juan Cuadrado ejecutó el tiro de esquina y el cada vez más gigante Mina se impuso en el centro del área a los espigados Harry Maguire y John Stones para cabecear de pique al suelo y batir a Pickford y al lateral Kieran Trippier que custodiaba el poste derecho. Solo el alemán Paul Breitner había marcado, en 1974, siendo defensa, tres goles en una misma Copa del Mundo. Ahora Mina comparte ese logro.

Explotó la alegría colombiana con el agónico gol del defensor del Barça. Los ‘Cafeteros’ mandaron la definición al alargue en el que Mina y Sánchez siguieron con su buena labor, más allá de un susto por un zurdazo apenas desviado de Danny Rose, de proteger la meta de David Ospina.

Ya en la tanda de penales Falcao, Kane, Cuadrado, Rashford y Muriel anotaron sus cobros. Posteriormente, Ospina se lo tapó a Henderson y Uribe, con la gran oportunidad de darle más ventaja a Colombia, estrelló el suyo en el travesaño. Trippier puso el 3-3, Bacca no pudo con Pickford y Eric Dier selló el pase de los ingleses con el definitivo 4-3.

Los colombianos Yerry Mina (i) y Juan Cuadrado festejan el gol del empate ante Inglaterra. Agencia EFE.

La felicidad y festejo inglés contrastó con la tristeza de una Colombia que dejó todo y por un momento soñó en grande. Mucho tuvo que ver el orgullo de Guachené, quien se va de Rusia 2018 fortalecido y como una de las figuras de su selección, pese a la tristeza lógica de la eliminación.

“Estoy triste porque queríamos ganar el partido, lo dimos todo, salimos con dolores, pero bueno, hay que levantar la cabeza y agradecer a este grupo maravilloso que nos brindó la confianza. Nos merecíamos más después de todo lo que luchamos”, afirmó un conmovido Mina tras el partido.

“Ahora todo el mundo está triste, con bajón, pero el fútbol es esto, ahora toca levantarse”, agregó.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias