lunes 26, septiembre 2022
spot_img

BRICS cierran X Cumbre con voluntad de ampliar lazos con países en desarrollo

Por Nerea González, Johannesburgo, 27 jul (EFE).- Los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) cerraron hoy su X Cumbre con una reunión con más de una veintena de naciones invitadas en la que dejaron clara su voluntad estratégica de ampliar lazos con otros países emergentes o en vías de desarrollo, especialmente de África.

Los líderes del bloque reafirmaron en Johannesburgo su apuesta por el multilateralismo, por el libre comercio y por ser una plataforma de cooperación de la que no solo se beneficien los cinco socios, sino también otros países.

«Debemos expandir la cooperación», remarcó el presidente de China, Xi Jinping, durante la sesión, en la tercera y última jornada de la cumbre, celebrada en el Centro de Conferencias de Sandton, distrito financiero de Johannesburgo.

Como anfitriona y presidenta de turno del bloque, Sudáfrica había puesto énfasis en que la cumbre mirase especialmente hacia África y, para ello, había invitado a jefes de Estado de numerosas naciones como los de Zimbabue, Senegal, Ruanda o Namibia, entre muchos otros.

Cada uno tuvo oportunidad de expresar su postura, con amplia coincidencia en que los BRICS pueden ser un gran aliado para poner en marcha importantes mejoras para el desarrollo del continente en materias como infraestructuras, industrialización o agricultura.

«No queremos seguir exportando materias primas por las que solo conseguimos el 10% del valor», afirmó el presidente de Uganda, Yoweri Musevini.

Del lado de los socios también hubo coincidencias en las amplias oportunidades de beneficio mutuo que ofrece el continente.

«Queremos que la agenda de los BRICS para África sea tan intensa como intenso es el vínculo histórico y afectivo de Brasil con este continente», indicó el presidente de Brasil, Michel Temer, quien recalcó que el bloque «puede y debe ser aliado del desarrollo» africano.

«África es uno de los lugares para hacer negocios más vibrantes del mundo», señaló el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

Además de los líderes africanos, también asistieron a la reunión representantes de otras regiones, como el presidente de Argentina, Mauricio Macri, o el de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

«La escalada de medidas unilaterales y de represalias tienen un potencial impacto sistémico en el crecimiento y ejercen presión sobre la eficacia del multilateralismo», señaló Macri en su intervención, en la que se mostró de acuerdo con la postura que vienen recalcando los BRICS desde el comienzo de la cumbre, el pasado miércoles.

Aunque no ha habido menciones directas, ese mensaje transversal a todas las sesiones de trabajo se ha estado leyendo como una alusión clara a la deriva unilateral y proteccionista de los Estados Unidos bajo el gobierno del presidente Donald Trump.

Los BRICS, que representan a más del 40% de la población global y un 23% del producto interior bruto mundial, también avanzaron en en otros aspectos más allá de los puramente económicos y políticos.

En la cumbre estuvieron sobre la mesa temas como la creación de un grupo de trabajo sobre paz y seguridad, una expansión de la colaboración hacia áreas como la cultura, el turismo y el deporte -con ejemplos como festivales de cine o campeonatos de fútbol entre los socios-, un acuerdo de aviación o la agenda de igualdad de género.

También se valoró el papel destacado que está cumpliendo el Nuevo Banco de Desarrollo, creado por los BRICS en 2014 para financiar proyectos de infraestructura y desarrollo sostenible tanto en los países socios como en otras economías emergentes.

En ese sentido, los miembros del bloque cerraron en Johannesburgo la creación de una nueva sede regional para América de la entidad financiera, que se abrirá en Sao Paulo.

Otro de los ejes de la cumbre fue cómo afrontar los desafíos de la cuarta revolución industrial o revolución digital y el impacto de esta en las relaciones socioeconómicas.

«Los países BRICS están determinados a trabajar juntos para estar al filo del liderazgo en la cuarta revolución industrial», señaló hoy el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, al hacer balance final de la cumbre.

Ante la prensa, Ramaphosa valoró la reunión como «exitosa» y consideró que el grupo está muy «vivo», lleno de «ideas innovadoras».

«Al final, queremos ver un mundo que funcione sobre la base de la cooperación, de las soluciones de mutuo beneficio, la colaboración y la solidaridad», concluyó el mandatario sudafricano. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias