sábado 1, octubre 2022
spot_img

Madre de las tres hermanas acusadas de parricidio luchará por que las liberen

Moscú, 6 ago (Sputnik).- La madre de las tres hermanas Jachaturián, acusadas de haber matado a su padre y detenidas la semana pasada en Moscú, declaró este lunes en un programa de la emisora Komsomolskaya Pravda que pretende luchar por la liberación de sus hijas y no las considera culpables.

«No las considero culpables, y lucharemos hasta el final», dijo la progenitora de las jóvenes, Aurelia Dunduk.

Dunduk fue forzada por su cónyuge a abandonar a sus hijas, y antes de eso fue víctima de  malos tratos y golpizas de su marido, Mijaíl Jachaturián.

El padre de familia, de 57 años, fue hallado el 27 de julio en el descanso de la escalera de su piso con más de treinta heridas de arma blanca y huellas de golpes.

Sus hijas, de 19, 18 y 17 años, fueron detenidas por el asesinato, las tres asumieron la responsabilidad por el delito que cometieron, pero se justificaron por los «sufrimientos morales» que les había infligido constantemente su padre.

Según las jóvenes, el día de la tragedia el hombre, bajo el efecto de estupefacientes, las agredió con un cuchillo y se vieron obligadas a defenderse.

La madre de las jóvenes aseguró a la emisora que hace años trató de denunciar a la policía las golpizas de su marido, pero él mismo no dudaba en aplicar la violencia incluso en la comisaría.

«Tenía relaciones en todas partes, no hubo ni una denuncia, no hubo denuncias, nada, y nadie intervino», subrayó Dunduk, quien asegura que el fallecido «era amigo íntimo del jefe del departamento de policía» del distrito, y por eso lograba evitar cualquier tipo de castigo.

Al contestar a la pregunta de por qué las chicas no huyeron de casa en lugar de matar a su padre, su progenitora explicó que Jachaturián había prometido encontrarlas en cualquier lugar y eliminarlas «delante de todos»

Una fuente en los organismos del orden dijo a Sputnik con anterioridad que la chica más joven fue la que dio el mayor número de puñaladas a su padre -en total 35-, y tras el asesinato se encargó de llamar a la policía.

Las otras hermanas golpearon al padre y una de ellas le dio la última puñalada en el corazón.

Los testigos dan información contradictoria respecto a los antecedentes del caso, ya que algunos afirman que fue un asesinato premeditado y que las jóvenes mataron al hombre por ser un padre estricto, mientras otros apuntan al hecho de que Jachaturían echó a su propia esposa de la casa, abusaba sistemáticamente de sus hijas y no se preocupaba por su educación.

En el apartamento del fallecido se halló una ballesta con 16 dardos, una pistola de balas de goma, dos revólveres, un rifle de caza y cartuchos, y todavía queda por averiguar si la posesión de armas era legal. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias