domingo 25, septiembre 2022
spot_img

Absuelven cacique juzgado por talar pequeña área para su aldea en Brasil

Río de Janeiro, 21 ago (EFE).- Un cacique indígena acusado de crímenes ambientales en Brasil por haber talado una pequeña área de una reserva para construir una aldea para su etnia fue absuelto por el juzgado federal hasta el que llegó su caso, informaron hoy fuentes oficiales.

El cacique de la aldea Jeiyty, un pequeño caserío de la etnia Guaraní M’Biya en la reserva Ka’aguy Hovy, en el interior del estado de Sao Paulo, fue absuelto de todos los cargos por petición de la Procuraduría, informó el propio Ministerio Público Federal en un comunicado.

Los procuradores alegaron ante el juez que, pese a que el líder indígena cometió un crimen ambiental por haber desforestado una área protegida, la tala de la vegetación para abrirle espacio a la aldea no constituye un daño ambiental en sí y forma parte de las prácticas tradicionales de manejo de la tierra de los indios.

El juez federal de Iguape, ciudad en el interior del estado de Sao Paulo, aceptó los argumentos de la Procuraduría y absolvió sumariamente al cacique acusado de diferentes violaciones a la Ley Ambiental.

El cacique fue acusado de haber liderado a los indígenas Guaraní que derribaron 7.530 metros cuadrados de cobertura vegetal (un área equivalente a la de un estadio de fútbol) en la reserva Ka’aguy Hovy, en el valle del Ribeira, para construir viviendas de una aldea y ampliar áreas de cultivo de alimentos para la comunidad.

El daño constatado por fiscales ambientales en 2015 llevó a la Fiscalía regional del estado de Sao Paulo a abrir un proceso por daños ambientales contra el líder indígena, contra el que terminó formulando cargos formales.

El proceso fue transferido a un juez federal por tratarse de un asunto indígena y llegó a conocimiento de la Procuraduría, que decidió intervenir en defensa del acusado.

De acuerdo con la Procuraduría, el caso no podía ser analizado simplemente a la luz de la Legislación Ambiental sino que tiene que tener en cuenta principios constitucionales y otras leyes que reconocen los diferentes derechos de las comunidades indígenas.

«Pese a que en tesis la deforestación constituye un delito, esa práctica no resulta en significativo daño al medio ambiente cuando es hecha de la forma tradicional por los pueblos indígenas, es decir con bajo impacto y previendo los períodos de regeneración de la vegetación», según un comunicado de la Procuraduría.

El organismo recordó que tanto la Constitución brasileña como el Estatuto del Indio reconocen el derecho de las comunidades indígenas al usufructo del suelo y de los ríos en sus reservas.

«La Constitución garantiza el derecho de los pueblos indígenas a su modo de vida tradicional y deja explícito el reconocimiento de sus actividades productivas y la explotación de los recursos ambientales necesarios para su supervivencia», alegó en su parecer el procurador Yuri Correa da Luz, autor de la petición que resultó en la absolución del cacique. EFE

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias