domingo 25, septiembre 2022
spot_img

Informe insta no dar trato preferente a inmigrantes de la UE tras el «brexit»

Londres, 18 sep (EFE).- Los inmigrantes de la Unión Europea (UE) deberían recibir el mismo trato que los de fuera del bloque al finalizar el periodo de transición posterior al «brexit», señala un informe presentado hoy por la Comisión Asesora de Migración (MAC, en inglés).

«Si -y esto no es una recomendación de MAC- la inmigración no forma parte de las negociaciones con la UE y el Reino Unido decide su futuro sistema migratorio en solitario, recomendamos que toda la inmigración sea gestionada sin acceso preferencial de los ciudadanos de la UE», declaró el presidente de la MAC, Alan Manning.

Manning reconoció que esto significaría el fin de la libertad de movimiento vigente en la UE a todos los efectos, pero no sería algo «inusual», puesto que países como Canadá, dijo, funcionan de esta manera.

«El problema de la libertad de movimiento es que deja el asunto de la migración al Reino Unido en manos de los inmigrantes, y los residentes del país no tienen ningún control sobre el nivel o composición de la misma», explicó.

Añadió que las recomendaciones del informe, que variarían si el Gobierno de la primera ministra, Theresa May, negociara algo diferente con Bruselas, están destinadas «a beneficiar a la población residente en el Reino Unido».

En el texto, encargado en julio de 2017 por el Ejecutivo conservador de cara a diseñar la futura política migratoria, se argumenta que «el impacto de un inmigrante depende de factores como sus cualificaciones, empleo, edad y uso de los servicios públicos, y no de su nacionalidad».

Según los autores, el Reino Unido debería facilitar la concesión de visados a trabajadores cualificados pero mantener restricciones sobre los menos preparados, y propone que los estudiantes extranjeros no sean eximidos de las normas migratorias.

Estas medidas, que ahora analizará el Ejecutivo, se aplicarían a partir de diciembre de 2020, cuando acaba el periodo de transición posterior al «brexit» o salida británica de la UE, previsto para el 29 de marzo de 2019.

Para elaborar su informe, que ha causado controversia en el Reino Unido, la Comisión entrevistó a representantes de unas 400 empresas, asociaciones empresariales y departamentos gubernamentales, según indicó.

Sin embargo, el director de Política de la patronal Confederación de la Industria Británica (CBI, en inglés), Matthew Fell, dijo hoy que el documento «no debe ser una hoja de ruta para el futuro sistema migratorio».

Lamentó que «la recomendación clave que omite» es que «la inmigración debe ser parte de las negociaciones comerciales» con otros países, «empezando por la UE», y señaló que en ese caso el Reino Unido debería poder ofrecer un trato preferencial.

Jane Gratton, de la asociación de Cámaras de Comercio Británicas, vio «improbable que las recomendaciones satisfagan las necesidades de los empleadores», mientras que Brian Berry, del gremio de la construcción, vaticinó que «perjudicarán» a este sector.

El documento se ha conocido después de que las últimas cifras oficiales indicaran que la inmigración neta procedente de la UE ha bajado un tercio desde 2012, hasta 37.000 personas al año, mientras que la inmigración neta total al Reino Unido se sitúa en 282.000 personas.

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias