martes 7, febrero 2023
spot_img

Brasil elige a un autoritario. ¿Y ahora qué?

De cal y de arena

“Lula” en la cárcel y Bolsonaro en el Palacio de Planalto. Aquél porque una sentencia le impuso la pena de cárcel por 12 años, una vez convencido el juez que la dictó de ser incurso de crímenes de corrupción y lavado de dinero. Bolsonaro porque, una vez descalificado quien puntuaba con holgura en las encuestas como el mejor posicionado para ganar, supo construir la plataforma de atractivos compromisos para un electorado harto de la descomunal ola de corrupción, legado imputado al partido de Lula y a los socialistas que habían precedido los gobiernos del Partido de los Trabajadores.

A “Lula” lo encontró el juez Sergio Moro (a cargo de las investigaciones del “Lava Jato”) culpable de crímenes de corrupción y lavado de dinero por haber recibido como donativo de la constructora OAS un apartamento de tres plantas en Guaruja, lujosa zona residencial de San Pablo. Nunca se demostró que este bien inmueble fuese patrimonio de “Lula”.  Él negó hasta el cansancio la imputación, fruto –alegó- de una persecución artificiosamente montada para sacarlo de la arena política.

Una vez fuera de competencia “Lula”, le quedaba el camino despejado a Bolsonaro. Era cuestión de darle forma a su carácter autócrata, a su encendida demagogia, a su apasionado nacionalismo, a su compleja armazón que mezclaba religión con radicalismo. La verdad es que el candidato del PT, Fernando Haddad, nunca logró vertebrar un conglomerado suficientemente fuerte como para poner en peligro la candidatura del Partido Social Liberal, Jair Messias Bolsonaro.

El triunfo –que se pronosticó sostenidamente en las encuestas- fue contundente: 55.1% de los votos; 44,9% para Haddad.

Hizo de la lucha contra la corrupción uno de los pilares fundamentales de su campaña. Así, entre sus adherentes se asentó aquello de que “Prefiero a un presidente homófobo o racista que a un ladrón”.

Bolsonaro está calificado de autoritario así como de racista, defensor de la pena de muerte, admirador de la junta militar, persecutor de los LGMTB. Él no descalifica esta caracterización. Sus admiradores la extienden al triduo “biblia-bala-buey”, suficiente para entender los fundamentos de sus objetivos a cumplir desde Planalto. El consorcio mediático BBC puntualiza estos cinco polémicos proyectos con los que Bolsonaro se ha comprometido: 1) menos límites a la posesión de armas, con su personal convicción de que “dependiendo de quien las maneje, pueden ayudar a reducir los homicidios”. 2) licencia para matar, a disposición de la policía como herramienta de trabajo de modo que los crímenes en operativos no sean punibles. 3) devolver protagonismo a las academias militares. 4) acabar con el “adoctrinamiento” en las escuelas y con la sexualización precoz que hoy visualiza en las aulas. 5) ampliar los delitos tipificados como terrorismo, particularmente en el caso de las invasiones a propiedades.

Del elenco de colaboradores de su total confianza resaltan:

  • Onyx Lorenzoni, veterinario, miembro del Congreso Federal donde labró su amistad con Bolsonaro, reconocido constructor de puentes políticos y a quien se le atribuye el éxito de los respaldos de otros partidos a la candidatura de Jair. Le dicen el articulador. Será Jefe de Gabinete.
  • Pablo Guedes, el hombre que decide el rumbo y los contenidos de la política económica del nuevo gobierno, bajo un enfoque neo liberal en el que cree firmemente, como buen Chicago Boy que es. Con plena confianza de Bolsonaro, será el Ministro de Hacienda con recargo además de las carteras de Planificación, Industria y Comercio más las secretarías de privatizaciones y concesiones. Por eso se le tiene como el “superministro”.
  • Augusto Heleno Ribeiro, general de línea dura, admirador del golpe de estado de 1984, crítico de la línea de los gobiernos del PT en cuanto al manejo de las reservas forestales, protección de áreas indígenas y defensor de que la policía tenga poder para ejecutar a criminales armados. Será el Ministro de Defensa.
  • Gustavo Bebianno, de relativamente reciente presencia en el círculo de los cercanos a Bolsonaro, es abogado y se ha ganado la confianza del nuevo presidente tanto que se le tiene como “el escudero”. Se le cita como Ministro de Justicia.

De ellos –y por supuesto de la voluntad de Bolsonaro, de famosa terqueza-  dependerá el contenido y el rumbo de la acción del nuevo gobierno de Brasil.

¡Alto, no precipitemos juicios! Porque la distribución de asientos en el Congreso Federal ha quedado muy repartida: el PT conserva la mayoría -56 asientos-, el Partido Social Liberal (de Bolsonaro) tiene 52,  el histórico Movimiento Democrático Brasileño 33 en tanto la social democracia cayó a 29 asientos. Además, hay otros 21 partidos con representación en la cámara baja hacia los cuales se dirigen las miradas de quienes creen encontrar allí la cristalización de los “toma y dacas” característicos de la política y anhelados para forjar votaciones mayoritarias.

Brasil, país enorme, economía influyente, potencia diplomática….  es mucho lo que una sentencia condenatoria  ha puesto en juego.

(*) Álvaro Madrigal es Abogado y Periodista

Más noticias

4 COMENTARIOS

  1. Aqui,en Costa Rica estuvo LuLa como comisonista de OAS y otras empresas brasileiras.Su familia paso a ser la de un obrero sindical a manejar una fortuna.
    Como lo hicieron ? De acuerdo a lo investigado se refiere a comisiones pagadas por empresas que lograron contratos con el estado. Si eso no amerita la carcel,habria que cambiar las leyes.

    • Si tuviera que QUE DECIDIR entre: un AUTORITARIO, que dice y hace lo que piensa; y un CORRUPTO, que es demagogo y desea apoderarse de lo que es del pueblo y no suyo. VOTARIA EN CONTRA DEL CORRUPTO.

  2. Bolsonaro, no cabe dudas, es un extremista de derecha. PERO, recientemente cuando PROPUSO al Gobierno de Cuba: a) Pagar el 100% y no el 25% del salario a los medicos Cubanos en Brasil, b) Permitir que los hijos de los medicos puedan estar con sus padres durante su estancia en Brasil y c) Que los medicos cubanos, AL IGUAL que los medicos de otros paises, inclusive los mismos brasilenos que estudian en el extranjero, HAGAN UN EXAMEN DE REVALIDA. NO PODEMOS decir que actuo como un extremista de derecha, TODO LO CONTRARIO, su PROPUESTA esta a favor de los miles de medicos cubanos que solo reciben; bien dicho, recibian; el 25 % de lo que pagaba el Gobierno de Brasil, el 75% (Tremenda PLUSVALIA segun Marx: EXPLOTACION DEL HOMBRE POR EL HOMBRE) se lo apropiaba el gobierno cubano. El Gobierno Cubano REACCIONO, como de costumbre, cuando las cosas NO SON COMO ELLOS PRETENDEN QUE SEAN, y TOMO ISO FACTO LA ANTIHUMANA MEDIDA DE RETIRAR SUS MEDICOS DE BRASIL DE FORMA UNILATERAL SIN DISCUTIR LAS PROPUESTAS DE BRASIL, DEJANDO A MILLONES DE BRASILENOS SIN ATENCION MEDICA, PRIMANDO EN ESTA DECISION EL ORDENO Y MANDO A QUE ESTAN ACOSTUMBRADOS. Pusieron por encima de la vida millones de seres humanos el interes economico de un gobierno explotador de sus trabajadores, de su pueblo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias