martes 4, octubre 2022
spot_img

Pruebas contra salvadoreña acusada de intento de aborto son «insuficientes»

San Salvador, 13 nov (EFE).- La defensa de la salvadoreña Imelda Cortez, acusada de intento de homicidio por supuestamente tratar de abortar a una niña, aseguró hoy que las pruebas con las que cuenta la Fiscalía son «insuficientes» para condenar a la joven de 20 años.

Ana Martínez, una de las abogadas que forman parte del equipo jurídico que defiende a Cortez, explicó que el Ministerio Público «sólo cuenta con prueba indiciaria de testigos de referencia que no estuvieron en el momento en que Imelda sufrió la emergencia obstétrica».

Según señaló la jurista durante una rueda de prensa, la Fiscalía ha retomado los testimonios de la doctora que atendió a Imelda, quien violó el secreto profesional al interrogar y luego denunciar a la joven, y de «personas que no estuvieron en el momento en que la joven estaba dando a luz».

El 17 de abril de 2017, Imelda Cortez «sufrió una emergencia producto de un parto extrahospitalario por lo que fue acusada por tentativa de homicidio agravado de su hija», según un grupo de organizaciones que piden un «juicio justo» para ella.

De otra parte, «la Fiscalía plantea y sostiene que Imelda dio a luz a la bebé y luego arrojó a la criatura a una letrina de fosa séptica, pero no hay un sólo testigo que confirme esto», apuntó Martínez.

Además, la abogada criticó y lamentó que dentro de los testigos estén familiares del padrastro de Cortez, quien abusó sexualmente de la joven desde que tenía 12 años y la embarazó a los 19 años.

«Es indignante que familiares del agresor sean presentados como testigos por parte de Fiscalía (…) es negligente sostener un caso con pruebas insuficientes», subrayó.

Martínez aseguró que la defensa de la joven, constituida por otros tres abogados, presentará durante el juicio, reprogramado para el 17 de diciembre luego de ser aplazado este lunes, peritajes psicológicos que «demuestran que Imelda no tenía intenciones de asesinar a su hija».

Asimismo, presentarán documentación de reconocimientos médicos que indican que «la niña estaba sana al momento de nacer y sólo presentó un golpe en la espalda producto de la caída a la fosa séptica que tenía cuatro metros de profundidad».

«Vamos a demostrar en el desfile de pruebas que Imelda es inocente», enfatizó.

Cortez sufrió desde los 12 años de edad abuso sexual por parte de su padrastro, quien también la embarazó, y es procesada desde abril de 2017 por el delito de tentativa de homicidio agravado.

Actualmente la hija de Cortez tiene 1 año y 7 meses de edad y está bajo el cuidado de la madre de la joven.

El juez de Primera Instancia de Jiquilisco, Manuel de Jesús Santos, decretó el pasado 3 de septiembre el juicio contra Cortez durante una audiencia preliminar.

De ser declarada culpable la joven, proveniente de una zona rural del país centroamericano y de escasos recursos, puede ser condenada a 20 años de cárcel.

El Salvador es uno de los pocos países del mundo en los que el aborto está prohibido en todas las circunstancias, y donde las mujeres que sufren complicaciones del embarazo, que provocan abortos espontáneos o emergencias obstétricas, son a menudo acusadas de homicidio agravado por la Fiscalía. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias