martes 6, diciembre 2022
spot_img

Presidente de la Sala Tercera cuestiona ley sobre acoso callejero

San José, 21 Nov. (ElPaís.cr).- Jesús Ramírez, Presidente de la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, compareció ante la Comisión Permanente Especial de la Mujer para expresar ante los y las diputadas varios cuestionamientos al expediente de ley 20.299 que pretende sancionar el acoso callejero.

El Magistrado considera que hay aspectos que trabajar en el texto, ya que algunas acciones son difíciles de comprobar o bien, quedan a criterio de interpretación por parte de la víctima. Por ejemplo, los silbidos, las miradas, los gestos, entre otros.

«La fijación de las penas corresponde a temas propios o de política criminal, lo cual se respeta, sin embargo las sanciones penales que se imponen en todos los delitos indicados no parecen ser proporcionales y razonables a las conductas lesivas que se pretenden penalizar», manifestó Ramírez.

Ramírez enfatizó en que varios tipos penales contemplados en el proyecto son muy amplios y subjetivos, lo que desde su opinión profesional puede resultar riesgoso. El jerarca de la Sala Tercera dijo que si la normativa se basa sobre parámetros tan amplios, los jueces podrían incurrir en sentencias injustas.

«Varios tipos penales son muy amplios y subjetivos, quedando a criterio de la víctima, de la persona juzgadora si la conducta acusada tiene la connotación sexual que se exige. Por su amplitud y carácter abierto puede llevar a sanciones injustas, también el peligro de que se generen acusaciones ambiguas sobre todo en los casos de acoso callejero auditivo y no verbal», expresó el Magistrado.

Añadió que con base en los parámetros de este proyecto, el funcionamiento del Poder Judicial podría verse afectado tras apelaciones sobre sentencias por basar las mismas en criterios subjetivos y además podría generar un hacinamiento carcelario injustificado.

El Magistrado señaló estar consciente de lo importante que es tratar este tema con urgencia, pero manifestó que por el mismo respeto hacia las mujeres se deben definir más aspectos abarcados en el texto, y así evitar ambigüedades y vacíos legales.

«Hay muchas situaciones que impiden o inhiben la ejecución o puesta en marcha de este tipo de penas porque tal vez no sean razonables como bien ustedes lo están señalando, sin embargo todos aquí reconocemos un hecho real y es que estamos hartas del acoso callejero y el hecho real es que nuestras hijas no tienen porque andar con miedo en la calle», dijo la diputada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Shirley Díaz.

El diputado del Frente Amplio (FA), José María Villalta, mencionó que si la Sala Tercera considera que el texto debe corregirse la comisión debe valorar el criterio, pero que entonces el accionar legislativo debe ser más ágil.

«Nos enfrentamos a una conducta del acoso sexual callejero que ha sido histórica y socialmente aceptada, tolerada y normalizada en nuestro país y que provoca gran sufrimiento a las mujeres. Basta tener algún ser querido del sexo femenino cercana para saber la tortura sistemática que significa salir a la calle», comentó Villalta.

El texto sigue siendo estudiado por la comisión legislativa y esperan poder tener pronto el dictamen para enviarlo al Plenario Legislativo y lograr su aprobación final.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias