viernes 2, diciembre 2022
spot_img

La semilla de las luchas que vendrán (Reflexiones sobre una huelga).

Segunda parte.

De Esperanza Tasies: “Hemos hablado públicamente contra Hacienda, hemos dicho que quienes están ahí, deben ser investigados por sus nexos con los tenedores de bonos y evasores porque un hecho cierto es que ahí podrán ver a quienes incriminar por este saqueo y chantaje al país”

Esta huelga cívica y laboral, que han venido protagonizando los trabajadores del sector público, y sobre todo los que laboran en el sector de la educación de Costa Rica, durante un lapso de más de ochenta días, constituyéndose en una de las más largas de nuestra historia social más reciente, es ya un hecho histórico singular que nos ha dejado profundas enseñanzas, las que se harán sentir o podrán ser captadas con mucha más intensidad, en el largo y el mediano plazo, sobre todo por parte de quienes serán realmente las víctimas de la contrarreforma social, puesta en marcha por el gobierno, los partidos políticos y la clase empresarial, aunque muchos de ellos no logren entender todavía los sutiles hilos de la trama, los que habrán de evidenciarse, de manera brutal a lo largo de los próximos meses y años. Resulta innegable que esta ha sido una lucha contra viento y marea, en un medio en el que por desgracia muchas de las víctimas de lo que vendrá han terminado, por el momento, amando a los opresores y denostando en los peores términos, ante la carencia de argumentos sólidos, a quienes escogieron el duro camino de la lucha y la resistencia, razón por la que cabe destacar nuestro reconocimiento y respeto para estas gentes valerosas.

La estrategia de signo totalitario de los mencionados sectores sociales, destinada a aplastar cualquier foco de resistencia a sus políticas, se basa en una campaña ideológica muy bien montada, con la que han pretendido satanizar la figura de quienes trabajan en la función pública, haciéndole creer a un amplio segmento de la población, sobre todo entre la que habita en las áreas urbanas, una de cuyas características más esenciales es la de estar conformado por gentes que no tienen acceso a otras fuentes de información que no sean aquellas que, como los grandes diarios y noticiarios de televisión, por lo general en poder de los empresarios, han sido los eternos detractores de los movimientos huelguísticos y de las organizaciones sindicales, llevándolos a afirmar tercamente que son los salarios y beneficios que tienen estos trabajadores los que llevaron (o llevarán) al país y la economía nacional a una profunda crisis que, según afirman los voceros del régimen, se expresa en un abultado déficit fiscal(aunque las cifras del mismo sean presentadas, de una manera contradictoria, fragmentada y presentando variaciones intencionales, en diferentes momentos, llegándose a admitir la existencia de presuntos errores), el que según las élites del poder es preciso corregir o eliminar con un conjunto de medidas de política social y económica, cuando en realidad no solucionan nada al no atacar la elevada evasión y elusión tributarias, sino que lo que buscan es obtener la aceptación de los usureros internacionales para seguir endeudando al país, para en el mediano y largo plazo llevarlo a lo quiebra y someterlo a los dictados del Fondo Monetario Internacional (Han hablado de un déficit fiscal que supera el 8 % del PIB, aunque después dijeron que era apenas equivalente al 6% del mismo, en tanto que el paquete fiscal si acaso produciría un monto del 1,9% del mencionado PIB, al cabo de un año y siempre que la economía crezca, cosa que no va a suceder como consecuencia de la disminución del poder de compra de los funcionarios públicos), mientras tanto se abocan a una serie de acciones punitivas que, aunque son presentadas como una reforma tributaria en los términos ya indicados, y reducir así el crecimiento de la deuda pública, en realidad de lo que se trata en esencia, es de la implementación de una violenta reorganización del régimen de empleo público, la que traerá una reducción y un estancamiento de los salarios nominales de esos trabajadores, una medida que dará lugar en los próximos años a una disminución importante de la demanda de bienes y servicios, por parte de ese sector de la sociedad, lo que terminará por afectar también a quienes laboran en el sector privado, donde habrá una disminución del empleo y en el caso de la abultada informalidad de grandes segmentos del mundo laboral, esta también continuará creciendo sin ninguna perspectiva de que vaya a bajar, en el mediano plazo.

Durante el interregno del conflicto, y aún antes de su materialización, los poderes fácticos se abocaron a la especulación con las tasas de interés de los títulos valores de la deuda pública(Una maniobra de la que casi nadie se ha percatado, pero que ha hecho crecer la deuda pública hasta alturas insospechadas, esa obligación financiera que nunca se podrá pagar) y con el tipo de cambio o paridad fija entre el colón costarricense y el dólar estadounidense, el que hace ya muchas semanas superó los seiscientos colones por dólar, en una jugada que les ha dejado grandes ganancias (del orden de los 93.111 millones de colones, según informó el Semanario Universidad en su edición n°2253, 7 al 13 de noviembre de 2018, página 2) y ha empobrecido a la mayoría de la población, dada la violenta caída del poder adquisitivo de los salarios, al que se suela llamar salario real. Son medidas que los han beneficiado inmensamente, de una manera fraudulenta y descarada, pero que al mismo tiempo han formado parte esencial de la estrategia del terror, bien diseñada para someter al pueblo costarricense a los designios de las élites o poderes fácticos, que son los que de verdad toman las decisiones más importantes en materia de política económica y social, tanto en este como en los otros países de la región.

Uno de los aportes de esta huelga, digamos que colaterales, más no en daño, es el hecho esencial de que, durante las largas semanas en que se ha sostenido con heroica y decidida determinación, se ha producido un importante y voluminoso material informativo, producido por valiosos economistas y analistas sociales como Luis Paulino Vargas, Walter Antillon Montealegre, Gerardo Contreras, Manuel Delgado, Sofía Guillén, Pablo Abarca y Esperanza Tasies, entre otros, el que ha sido divulgado y analizado con las bases sindicales, lo mismo que con amplios sectores de la población, en lo que ha sido todo un acto de reflexión y educación política  que nos presenta un panorama muy diferente al de los anuncios paradisíacos de los impulsores del proyecto de ley 20580, aprobada en primer debate por la Asamblea Legislativa. El hecho esencial es que la huelga permitió desenmascarar, ante los ojos de los sectores populares, la perfidia de los planes de la reacción conservadora para destruir la economía nacional, poniendo al país en manos del FMI y de los banqueros internacionales, con su insaciable codicia. En la siguiente y última entrega  de este artículo hablaremos del saqueo de los fondos de pensiones, de la criminalización de la protesta social, y de las implicaciones de la judicialización de la política, con lo que se cae el mito de la división de poderes, dentro de lo fue una democracia de baja intensidad, basada sobre todo en las mascaradas electorales, la que se nos ha venido cayendo a pedazos con la complicidad y decidida participación de los políticos profesionales del PLUSC PAC(que por fin se desenmascaró, al destartalarse su fachada progre), además de la complicidad de un sector del llamado Frente Amplio, por lo que estamos apenas en los inicios de una dura y larga batalla. Hace ya mucho rato que la dictadura en democracia, ese engendro fascistoide, se encuentra enquistada entre nosotros, aunque muchas  buenas gentes no se den por enteradas.

(*) Rogelio Cedeño Castro, sociólogo y escritor.

Más noticias

4 COMENTARIOS

  1. Hay 2 puntos que se deben aclarar :1-Cuando se habla de tenedores de bonos,mas del 70 % de estos bonos estan en manos de instituciones publicas.Es el mismo estado prestando la plata ya sea a traves de programas de pensiones, excedentes etc.El otro 30 % son instituciones financieras locales o internacionales.Muy poca inversion de los llamados «ricos» en bonos ,pues como es hoy evidente no solo pierden valor en el mercado,sino que la moneda se devalua contra el dolar.Rico que invierta en bonos del estado,con el tiempo dejara de ser rico.
    2-Caer en manos de los «usureros internacionales » como el FMI, es la ultima instancia a que recurre el gobierno para endeudarse y pagar planillas,aguinaldos (como el actual corre corre)y no desgraciadamente para la construccion de infraestructura necesaria para desarrollar el pais.
    Salir de esta situacion don Rogelio,no sera facil y requiere la unidad y sacrificio de todos.No se pueden mantener privilegios a unos mientras se les exija a otros mayor aporte.

  2. Coincido plenamente con usted, ciudadano Cedeño Castro. La estafa multimillonaria prosigue, amparada no solo por la Sala Cuarta sino también por las televisoras acostumbradas a engañar nuestras mayorías, como modo de pago por tener trato especial en sus concesiones y cánones. Canal 13, 15 y 42 han hecho esfuerzos para evidenciar tales camuflados corruptos, pero el sistema los tiene arrinconados. Es razonable entonces, como monopolizaron el espectro radio eléctrico, para encadenar la opinión pública.
    Punto aparte, sería importante espulgar la re-ingeniería informática electoral que nos recetan y aplican en Costa Rica y en general, esas consultas a las mayorías en todo el mundo, donde se programan los resultados, tipo súper mercados, bolsas de valores, pensiones, etc., donde con un clic programado se manipulan los resultados, según el gusto y beneficios de los poderosos tradicionales. Las grandes universidades mundiales lo saben, pero hacen cómplice silencio, bailándose nuestras dizque democracias. Y tomemos nota, que hasta los rojos lo hacen.Saludos.

    • Don Juan Huezo, en Costa Rica las elecciones son «análogas», se vota en papel con Crayola, y se cuentan los votos a mano por el mismo pueblo (los famosos delegados), ahí no hay ninguna manipulación digital. Por favor antes de comentar públicamente y esparcir mentiras, infórmese, y si ya lo sabía, entonces no diga mentiras.

      • Ya lo veremos cuando algún partido -o a nivel mundial-, no los tradicionales que se opondrán, implante un control paralelo independiente, desligado del TSE, donde acuda la información y sean analizados los grandes números. La tal crayola, el conteo por los famosos delegados no son sinónimo o garantía, que puedan re-programarse los resultados. Oracke (USA) hacía ese especial trabajo y hoy han invisibilizado. Y a propósito Smith, ¿también es mentira, el espectro radio eléctrico, que usted no tocó? ¿Será esa su verdadera razón de su molestia?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias