También te puede gustar

El templo anhelado por los naranjeños

Naranjo, mi cantón natal, ha tenido cuatro iglesias