jueves 8, diciembre 2022
spot_img

Ballena gigante educará sobre el abuso del plástico en el planeta

San José, 22 Ene (ElPaís.cr).- Una enorme ballena de ocho metros de altura atrae, desde el 19 de enero, las miradas de turistas nacionales y extranjeros, que visitan playa Ocotal, en Guanacaste. Se trata de una estructura construida con botellas de plástico recuperadas, tanto en la zona como en el mar, capaces de abarcar un área de 48 metros cuadrados.

La iniciativa contó con el apoyo de 40 voluntarios y forma parte del “Proyecto Tara”, que es del emprendedor argentino Roberto Drazich, de 35 años. Dicho proyecto busca concientizar sobre el uso del plástico y los daños que ocasiona al planeta, mediante la puesta en práctica de diversas acciones.

Drazich lidera una empresa de desarrollo inmobiliario en Argentina. A su vez, se declara un amante de la naturaleza y del reciclaje por convicción. La idea de construir la ballena en Ocotal surgió tras la costumbre de su familia, de pasar cada fin de año en una playa distinta y lamentar, después de las celebraciones de Año Nuevo, la cantidad de desechos que dejan los turistas.

Ver: ONU llama a combatir el uso de plásticos y frenar la contaminación en océanos

“Es la primera vez que llevamos el ‘Proyecto Tara’ fuera de nuestra Argentina y pensamos en Costa Rica por su riqueza en biodiversidad y por la idiosincrasia de conservación ambiental de su gente. Desde que surgió la iniciativa de hacer una ballena de plástico recuperado, no hemos recibido más que apoyo incondicional de los costarricenses, así como de Marta Bricco, una genovesa que vive en Playas del Coco desde hace cuatro años y quien fue la que nos impulsó a venir al país para llevar a cabo el proyecto”, explicó Roberto Drazich. “Es muy  enriquecedor sentir que elegimos el lugar correcto”.

La ballena se llama “Esi”. Muy consciente de que las futuras generaciones serán las más afectadas por el abuso con el plástico, Drazich recalcó que el nombre responde a las primeras letras de sus dos hijos: Ernestina y Sixto. Precisamente, el slogan del “Proyecto Tara” es dejar el mundo mejor de lo que lo encontramos.

La construcción de “Esi” duró 12 días (del 7 al 18 de enero) y se llevó a cabo en Azul Paraíso, un proyecto de apartamentos en vertical, que se ubica en playa Ocotal. “Tanto Azul Paraíso como Garnier & Garnier poseen una conciencia social y ambiental increíble. Nos brindaron el lugar para el montaje del proyecto y pusieron a nuestra disposición, tanto herramientas como capital humano. Sin duda, estamos profundamente agradecidos con ellos por todas las facilidades brindadas”, aseveró Drazich.

Esta obra está inspirada en la ballena de plástico “Skyscraper”, que se ubica en Brujas, Bélgica.

¿Por qué es de alto riesgo el abuso del plástico?

El uso irregular del plástico y más aún, su desecho de manera inapropiada resultan peligrosos, tanto para el medio ambiente como para la salud de los seres humanos y animales.

Una botella plástica puede tardar hasta 1.000 años en degradarse; solamente el vidrio supera este periodo de descomposición. En materia de salud humana, los aditivos tóxicos del material pueden derivar en causas de algunos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares e incluso, diabetes.

Las estimaciones más recientes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) revelan que, para el año 2050, habrá más plástico que peces en los océanos. Además, este material representa cerca del 90% de la basura en los mares y Costa Rica no es una excepción.

La exhibición de la ballena es gratuita y con acceso a todos aquellos que quieran tomarse una foto a su lado. Para la construcción varias empresas de la zona dieron su aporte.

 

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias