jueves 1, diciembre 2022
spot_img

Liberan a hijo de exministro de Defensa que alzó bandera de Nicaragua

Managua, 25 ene (EFE).- Avil Ramírez Mayorga -hijo de Avil Ramírez, ministro de Defensa durante la administración de Enrique Bolaños (2002-2007)- informó este viernes que fue liberado tras ser detenido por alzar una bandera de Nicaragua, símbolo de las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega, que comenzaron en abril pasado.

«Agradezco profundamente sus muestras inconmensurables de solidaridad. Ayer en la noche fui liberado de El Chipote y me mantengo con la misma fortaleza para seguir trabajando por una mejor Nicaragua para todos. Seguimos firmes y dignos», escribió Ramírez Mayorga, abogado de profesión, en un tuit.

Explicó que su «delito» fue alzar la bandera de Nicaragua «en alto».

«Estoy bien físicamente. Me llenó de mucha energía, al estar en las celdas de El Chipote, escuchar la imperdible voz de (la periodista detenida) @LuciaPinedaU, leer unos salmos y realizar una oración con tanto vigor, firmeza y fe», señaló en otro tuit.

Asimismo, instó a los nicaragüenses a mantener «a todos los presos políticos en nuestras oraciones».

Ramírez Mayorga estaba ondeando una bandera azul y blanco en la vía pública sobre una de las avenidas principales de Managua cuando fue detenido por agentes policiales, según denunciaron los denominados Movimientos Autoconvocados de Nicaragua.

La policía trasladó al hijo del exfuncionario y también directivo de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham) a la Dirección de Auxilio Judicial, donde funciona El Chipote, una prisión que en los últimos años ha sido señalada por organismos humanitarios de ser centro de torturas, según la denuncia.

Esa detención ocurrió el mismo día en que la Policía desplegó sus fuerzas en puntos estratégicos de Managua, tras prohibir una manifestación del sector privado que pretendía exigir una solución pacífica a la crisis local, que ha dejado centenares de muertos en protestas contra el presidente Daniel Ortega.

Ese despliegue policial también coincidió con la presencia de un grupo de eurodiputados, que evalúa la situación política y social de Nicaragua.

Desde el pasado 18 de abril, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado entre 325 y 561 muertos, de 340 a 674 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios.

El presidente Ortega reconoce 199 muertos y 340 reos, que llama «terroristas», «golpistas» y «delincuentes comunes».

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de «más de 300 muertos», así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros abusos contra los manifestantes y opositores.

Mientras el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), tutelados por la CIDH, asegura que existen pruebas para argumentar que el Gobierno de Ortega ha incurrido en delitos de lesa humanidad en el marco de la crisis.

Ortega, quien lleva doce años en el poder de manera continua, no acepta responsabilidad en la crisis ni tampoco los señalamientos generalizados sobre graves abusos de las autoridades contra los manifestantes antigubernamentales, y denuncia ser víctima de intento de «golpe de Estado» que, asegura, ya ha sido aplacado. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias