sábado 28, enero 2023
spot_img

Identifican el patrón de formación de las plumas de las aves

Madrid, 24 Feb. (EUROPA PRESS).- Señales químicas que se activan y desactivan en la piel de las aves crean un patrón regular en forma de onda por el que las plumas se ordenan de forma secuencial.

Este hallazgo podrían ayudar a diseñar estrategias para reducir la densidad de las plumas en las aves de cría que pueden ser propensas al sobrecalentamiento, lo que es una gran preocupación para el bienestar en los climas tropicales.

Los científicos utilizaron microscopios de alta potencia para analizar las primeras etapas del desarrollo de las plumas en varias especies de aves antes de que eclosionaran. Estudiaron embriones de pollo para rastrear células individuales durante el proceso.

En patos y pollos, el equipo observó un desarrollo de plumas que se extendía por la piel como una onda, formando un patrón hexagonal regular. El equipo descubrió que este movimiento de onda era impulsado por dos componentes: una señal genética llamada EDA y un aumento en el número de células.

Distinto en aves no voladoras

En aves no voladoras, como avestruces y emúes, no se produce la ola y las plumas están dispuestas al azar. Los autores de esta investigación, que son científicos de la Universidad de Edimburgo, en Reino Unido, dicen que la falta de vuelo durante muchas generaciones pudo haber permitido que sus disposiciones de plumas se deterioraran.

Los científicos están interesados en cómo se desarrollan las plumas porque la profundidad del plumaje afecta a la tolerancia al calor de las aves. La mayoría de las razas comerciales de pollos tienen demasiadas plumas para hacer frente a temperaturas muy altas, lo cual es importante para las granjas en países de ingresos bajos y medios, muchos de los cuales tienen climas tropicales y una demanda creciente de aves de corral.

Los expertos están explorando las señales involucradas en la formación de plumas para desarrollar razas que sean más resistentes al calor. El estudio, publicado en ‘PLOS Biology’, fue dirigido por investigadores del Instituto Roslin de la Universidad de Edimburgo, que recibe financiación estratégica del Consejo de Investigación de Biotecnología y Ciencias Biológicas.

El doctor Denis Headon, investigador principal del Instituto Roslin de la Universidad de Edimburgo, afirma: «La formación de plumas se ha estudiado durante más de 50 años como una forma de comprender cómo interactúan los tejidos simples para producir órganos. Con los avances tecnológicos, ahora podemos observar el proceso de desarrollo de los órganos a medida que se produce, brindando una visión más profunda de cómo el cuerpo embrionario genera una compleja anatomía a través de las células que se mueven y se hacen señales entre sí».

Y concluye: «A medida que descubrimos los mecanismos que subyacen a cómo se determina el número de plumas antes de que los pollos eclosionen, podemos comenzar a explorar formas de ajustar la densidad de las plumas en aves de granja para que sean apropiadas para el clima en el que vivirán».

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias