jueves 2, febrero 2023
spot_img

Pakistán confirma que el jefe de Jaish-e-Mohammed está en su territorio

Islamabad, 1 mar (Sputnik).- El ministro de Exteriores pakistaní, Shah Mahmood Qureshi, confirmó en una entrevista con la CNN que el cabecilla del grupo terrorista Jaish-e-Mohammed (JeM), Masood Azhar, se encuentra en Pakistán pero supuestamente está muy enfermo.

«Él está en Pakistán, según mi información, está muy mal. Lo está hasta el punto de que no puede salir de su casa», dijo Qureshi a la periodista de la CNN, Christiane Amanpour.

El canciller afirmó que Islamabad está dispuesto a tomar medidas contra Azhar, si Nueva Delhi proporciona pruebas que puedan «presentarse ante un tribunal de justicia».

«Si ellos (la India) tienen pruebas sólidas e inalienables que sean aceptables en los tribunales de Pakistán, que las compartan con nosotros para que podamos convencer a la gente y podamos convencer al poder judicial independiente de Pakistán», dijo.

Con respecto a la tensión actual entre los dos países, Qureshi expresó la esperanza de que no derive en una guerra.

«Espero que no suceda, sería un suicidio mutuo», advirtió.

Qureshi recordó que el primer ministro pakistaní Imran Khan, nada más tomar posesión del cargo, dijo que si Nueva Delhi da un paso hacia la paz, Islamabad estaría dispuesto a dar dos.

Las relaciones entre la India y Pakistán se agravaron después de que un terrorista suicida atacara el 14 de febrero un convoy policial en Pulwama, en el estado indio de Jammu y Cachemira, causando más de 40 muertos y decenas de heridos.

El atentado fue reivindicado por el grupo terrorista Jaish-e-Mohammed (JeM) cuyo jefe, Masood Azhar, se encuentra en Pakistán.

La India acusó nuevamente a Pakistán de patrocinar grupos terroristas en la disputada región de Cachemira, pero Islamabad rechazó la acusación por «infundada» y propuso a Nueva Delhi investigar conjuntamente el ataque, que volvió a llevar a la región al borde de un conflicto armado.

El 26 de febrero, la India bombardeó desde el aire las supuestas bases de JeM en territorio pakistaní, al afirmar que era una «acción no militar preventiva» y «absolutamente necesaria» debido a la información de que el grupo estaba tramando más ataques.

Al día siguiente, Pakistán respondió a esta incursión con otro ataque aéreo transfronterizo, para demostrar su capacidad de autodefensa.

El enfrentamiento aéreo, el primero desde la guerra indo-pakistaní de 1971, derivó en el derribo de un MiG-21 de la Fuerza Aérea India cuyo piloto fue capturado por los pakistaníes.

También Nueva Delhi afirma haber abatido un F-16 pakistaní el miércoles, pero Islamabad niega haber utilizado estos aviones de combate en el ataque. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias