martes 28, junio 2022
spot_img

Organización estadounidense reconoce fracaso de política de Washington contra Cuba

La Habana, 4 mar (Sputnik).- Las medidas anunciadas el lunes por el Departamento de Estado de EEUU contra Cuba son una reiteración de una política fallida de casi 60 años contra la isla caribeña, sostuvo en un comunicado la coalición estadounidense Engage Cuba, que aboga por el fin del embargo.

«Esta es una continuación de la misma política que ha fallado durante casi 60 años. Aunque la mona se vista de seda, mona queda», dijo la coalición de empresas privadas y organizaciones que buscan una reforma legislativa para poner fin al embargo comercial y de viajes adoptado por EEUU contra Cuba

El secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció el lunes una nueva suspensión del Título III de la Ley por la Libertad y la Solidaridad Democrática de Cuba, más conocida como Ley Helms-Burton, a partir del 19 de marzo, pero solo por 30 días.

Además, Pompeo estableció una excepción que permite a los ciudadanos estadounidenses cuyas propiedades fueron confiscadas por el Gobierno cubano luego de la revolución de 1959 litigar a unas 200 entidades que se encuentran en una lista del Departamento de Estado sobre Cuba, siempre y cuando tales entidades «trafiquen» con los bienes confiscados.

Se trata de empresas supuestamente vinculadas a la defensa y el sector de la seguridad nacional de Cuba.

«Ahora tenemos seis décadas de evidencias de que el embargo daña a los cubanos de a pie y fortalece a los extremistas del Gobierno cubano. Mantener esta política fracasada socava los intereses estadounidenses y ayuda a nuestros adversarios», dijo en el comunicado el presidente de Engage Cuba, James Williams.

El número de demandas podría ascender, en opinión de especialistas, por la inclusión de ciudadanos cubanos nacionalizados estadounidenses después que se produjeron las nacionalizaciones.

Las autoridades cubanas alegan que durante muchos años se ha intentado llegar a un acuerdo sobre las indemnizaciones a las propiedades estadounidenses nacionalizadas en Cuba en los primeros años de la década de 1960, pero Washington siempre se ha negado a concretar un arreglo.

Propietarios de otras nacionalidades que les fueron expropiados sus negocios en Cuba recibieron sus correspondientes indemnizaciones, de acuerdo a los términos pactados entre las partes.

La Ley Helms-Burton, aprobada en 1996 por el entonces presidente Bill Clinton, refuerza el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a Cuba desde 1962, y que hasta la fecha, según cifras oficiales, ha provocado daños multimillonarios a la economía de la isla.

El Título III de esta ley de carácter extraterritorial nunca se aplicó desde su promulgación por ninguna de las administraciones que han ocupado la Casa Blanca por su potencial de poner en riesgo los intereses estadounidenses.

En general, las suspensiones de su aplicación se renuevan cada seis meses. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias