lunes 6, febrero 2023
spot_img

Iglesia costarricense rompe silencio tras allanamiento de sedes eclesiásticas (Actualización)

San José, 7 mar (ElPaís.cr/Sputnik).- Las máximas autoridades de la Iglesia Católica de Costa Rica rompieron el silencio tras el allanamiento el jueves de las sedes de la Conferencia Episcopal y la Curia Metropolitana, donde autoridades locales buscaban pruebas contra dos sacerdotes acusados de abuso sexual.

Las autoridades eclesiásticas lamentaron el allanamiento y aseguraron que estaban colaborando con las autoridades:

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y funcionarios de la Fiscalía del II Circuito Judicial de San José y de la Adjunta de Género tomaron a media mañana del jueves las instalaciones eclesiásticas en busca de pruebas que apuntalen las causas contra los sacerdotes Mauricio Víquez y Manuel Guevara.

En las acciones operativas han participado tres fiscales y se llevan a cabo en las sedes del Tribunal Eclesiástico, en Barrio México, y de la Curia Metropolitana, en San José, y tienen como objetivo recabar prueba documental relevante para ser aportada a las causas, las cuales se encuentran en la fase preparatoria de la investigación.

Se trata de los expedientes 18-000854-0994-PE, en el que figura como imputado Víquez Lizano, por el presunto delito de violación calificada; y la causa 19-000569-0175-PE, contra Guevara Fonseca, a quien se le investiga como sospechoso del presunto delito de abuso sexual contra persona menor de edad.

Víquez y Guevara son investigados por presuntos delitos sexuales contra menores de edad, de los cuales presuntamente tenía conocimiento el arzobispo de San José, monseñor José Rafael Quirós, desde el año 2003.

Víquez salió del país el pasado 7 de enero y se encuentra prófugo de la justicia desde el 19 de febrero, cuando el Poder Judicial emitió una orden internacional de captura en su contra.

En declaraciones recientes a Radio Fides, el Obispo Auxiliar de San José, Mons. Daniel Blanco, negó que la Iglesia conozca el paradero de Víquez y le pidió que regrese a Costa Rica para enfrentar a la justicia.

Guevara, párroco de la iglesia de Santo Domingo de Heredia, fue separado de su cargo a finales de febrero, tras una denuncia presentada por una presunta víctima a la Curia de San José y al Ministerio Público.

La mencionada parroquia sostuvo en un reciente mensaje en su perfil de Facebook que Guevara se marchaba para atender «responsabilidades personales».

Al respecto, Jeison Granados, Vocero de la Arquidiócesis de San José, dijo a periodistas que “estamos en total anuencia en colaborar”.

“Hoy recibimos a las autoridades  judiciales en las instalaciones de la curia metropolitana, por primera vez nos pidieron información y con mucho gusto la aportamos”, dijo el vocero.

“Confiamos en los procesos judiciales costarricenses y esperamos que la verdad de esclarezca”, concluyó.

El allanamiento se produjo una semana después del «mea culpa» pronunciado por las autoridades eclesiásticas de Costa Rica, ante múltiples denuncias de abusos sexuales.

«Siguiendo el ejemplo del papa Francisco, admitimos que no siempre la Iglesia ha dado la respuesta justa y oportuna a este flagelo contra personas menores de edad», reconoció la Conferencia Episcopal en un comunicado difundido el 1 de marzo.

Además, el Episcopado se comprometió a escuchar y acompañar a las víctimas que se acerquen a la institución a pedir apoyo, y a dar seguimiento a la recuperación de los afectados por las secuelas emocionales y psicológicas.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias