domingo 5, febrero 2023
spot_img

La desestabilización, el probable pretexto de EEUU para invadir Venezuela

Moscú, 7 mar (Sputnik).- Estados Unidos puede argüir la desestabilización en Venezuela para invadir militarmente ese país, advirtió Robert Malley, presidente de la oenegé International Crisis Group (ICG).

«Estados Unidos y algunos países vecinos de Venezuela pueden sentirse tentados a aprovecharse (de la desestabilización) e intervenir desde el punto de vista militar», dijo Malley a RIA Novosti.

ICG, con sedes en Washington y Nueva York, incluyó a Venezuela en su lista de diez conflictos a seguir en 2019.

Malley, quien recientemente visitó el país sudamericano, calificó la situación de «peligrosa y completamente incierta».

«He regresado de ese viaje con el temor de que si no se consigue una solución con ayuda de los mediadores, el futuro puede ser sangriento», remarcó.

El también exasesor de Barack Obama estimó que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, puede perder cierto apoyo de su pueblo debido a las sanciones estadounidenses que reducen las fuentes de financiación del Gobierno.

En ese caso, explica, podría producirse un cambio de poder.

«Son especulaciones ya que no necesariamente la situación seguirá ese guión», matizó.

En su opinión, «Maduro puede mantenerse en el poder semanas, meses e incluso años», pero debido a las sanciones estadounidenses el país se empobrecerá más, generando desestabilización en la región entera.

El único escenario pacífico, apunta, «es la transferencia pacífica del poder, pero esto es poco probable».

El 5 de enero, el diputado Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, el diputado se autoproclamó «presidente encargado» de Venezuela, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de «usurpación del cargo», como alegó Guaidó.

Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por los EEUU, a los que se sumaron unos 50 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias