domingo 29, enero 2023
spot_img

OIJ allanó dos edificios de la Conferencia Episcopal de San José

San José, 7 Mar (ElPaís.cr).- La Fiscalía del II Circuito Judicial de San José y la Adjunta de Género informaron que realizaron allanamientos dentro de dos investigaciones independientes que se siguen contra dos sacerdotes, sospechosos de presuntos delitos sexuales en perjuicio de menores de edad, aunque se tiene conocimiento de que cinco sacerdotes más son investigados. 

En las acciones operativas participan tres fiscales y se llevan a cabo en las sedes del Tribunal Eclesiástico, en Barrio México, y de la Curia Metropolitana, en San José, y tienen como objetivo recabar prueba documental relevante para ser aportada a las causas, las cuales se encuentran en la fase preparatoria de la investigación.

Se trata de los expedientes 18-000854-0994-PE, en el que figura como imputado Víquez Lizano, por el presunto delito de violación calificada; y la causa 19-000569-0175-PE, contra Guevara Fonseca, a quien se le investiga como sospechoso del presunto delito de abuso sexual contra persona menor de edad.

De momento, esta es toda la información que se puede brindar, en apego al artículo 295 del Código Procesal Penal, el cual establece la privacidad de las actuaciones en la etapa preparatoria.

A inicios de la semana, el Obispo de Alajuela (Costa Rica), Mons. Bartolomé Buigues Oller, informó que han recibido acusaciones contra cinco sacerdotes por abusos sexuales que ya han sido referidas al tribunal eclesiástico, como lo exigen las normas de la Iglesia.

En un comunicado publicado el 3 de marzo, el Prelado indicó que “hemos comunicado que se han recibido señalamientos por abuso sexual de menores a cinco sacerdotes” y que el respectivo “proceso canónico que se está realizando para determinar la veracidad o no de las acusaciones es muy serio y riguroso”.

“Efectuadas todas las averiguaciones y oídos todos los testigos, se recopilará la información, con el parecer del obispo sobre cada caso, y se enviará a Roma para que la Santa Sede pronuncie sentencia en cada caso”, agregó.

El Obispo señaló, según la Agencia Católica de Noticias, que “no podemos dar ninguna información de casos concretos porque no sería justo cuando está en curso. Anteriormente se han resuelto ya dos casos de este tipo. Hemos informado en estos casos de la libertad que tienen para efectuar, al margen de eso, una denuncia civil. De presentarse nuevos casos, serán tratados siempre de la misma forma”.

Mons. Buigues lamentó la existencia de estos casos y condenó “las infidelidades graves de algunos sacerdotes que han pervertido el sentido del ministerio y somos conscientes de que todos los sacerdotes estamos en camino de fidelidad creciente al Señor en medio de nuestras debilidades. Cuidemos a los sacerdotes que el Señor nos regala. Oremos por las vocaciones sacerdotales”.

Tras señalar que en su diócesis “no estamos escondiendo nada”, el Prelado pidió orar “ante todo, por las víctimas de todos nuestros errores y por los sacerdotes acusados o en situaciones disciplinarias. Unámonos como Iglesia ahora más que nunca para fortalecernos en el Señor”.

El Obispo también pidió perdón a nombre de la Iglesia sobre “la forma como hemos tratado en el pasado los casos de abuso sexual de menores. Lamentablemente, el deseo de salvaguardar la buena fama de la Iglesia primó sobre el interés de las víctimas”.

“No había entonces la conciencia que tenemos hoy sobre este tema ni existía un proceder claro para el tratamiento de estos hechos como, gracias a Dios hoy tenemos”, resaltó.

El Obispo de Alajuela señaló que “nuestra Iglesia ya no encubre estas situaciones, que son detectadas, enfrentadas y se previene para que no se repitan. No podremos asegurar nunca que estamos libres de errores, porque somos humanos, pero sí garantizamos que nuestra actuación va a ser ejemplar a la hora de enfrentarlos”.

El comunicado de Mons. Buigues se da luego que la Arquidiócesis de San José informó sobre la expulsión del estado clerical del P. Mauricio Víquez Lizano, acusado de abusos sexuales y prófugo de la justicia; y tras la detención del P. Manuel Guevara Fonseca, también acusado de abusos sexuales.

El P. Guevara fue detenido por orden de la fiscalía local y la Arquidiócesis de San José lo removió de su cargo de párroco. El 1 de marzo fue liberado pero deberá acudir al juzgado que sigue su caso a firmar cada 15 días.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias