domingo 29, enero 2023
spot_img

Altos comisionados de la India y Pakistán vuelven a sus puestos en Islamabad y Nueva Delhi

Nueva Delhi, 9 mar (Sputnik).- El Alto Comisionado de Pakistán en Nueva Delhi, Sohail Mahmood, y su homólogo indio, Ajay Bisaria, en Islamabad, reanudaron el ejercicio de sus funciones este sábado al frente de sendas legaciones diplomáticas.

Sohail Mahmood, llamado a consultas el 18 de febrero, regresó a la India a través del principal puesto fronterizo en Wagah, cerca de Lahore, comunicó el canal Dunya News.

También Bisaria, llamado a consultas el 15 de febrero, ya está de vuelta en Islamabad.

Las relaciones entre Islamabad y Nueva Delhi se agravaron después de que un terrorista suicida atacara el 14 de febrero un convoy policial en Pulwama, en el estado indio de Jammu y Cachemira, causando más de 40 muertos y decenas de heridos.

El atentado fue reivindicado por el grupo terrorista Jaish-e-Mohammed (JeM) cuyo jefe, Masood Azhar, se encuentra en Pakistán, según confirmó en una entrevista reciente con la CNN el canciller pakistaní.

La India acusó nuevamente a Pakistán de patrocinar grupos terroristas en la disputada región de Cachemira, donde no existe una frontera sino la llamada Línea de Control entre los dos Estados, pero Islamabad rechazó la acusación por «infundada» y propuso a Nueva Delhi investigar conjuntamente el ataque, que volvió a llevar a la región al borde de un conflicto armado.

El 26 de febrero, la India bombardeó desde el aire las supuestas bases de JeM en territorio pakistaní, entre ellas un campo de entrenamiento en Balakot, matando supuestamente a un gran número de yihadistas, de 200 a 350, según diversos medios indios.

Nueva Delhi precisó que era una «acción no militar preventiva» y «absolutamente necesaria» debido a la información de que el grupo estaba tramando más ataques.

Pakistán aseguró que su Fuerza Aérea ahuyentó a los aviones intrusos, que lanzaron sus municiones sin causar víctimas ni daños, pero al día siguiente respondió a la incursión con otro ataque aéreo transfronterizo, para demostrar su capacidad de autodefensa.

El enfrentamiento aéreo, el primero desde la guerra indo-pakistaní de 1971, derivó en el derribo de un MiG-21 de la Fuerza Aérea India cuyo piloto fue capturado por los pakistaníes.

También Nueva Delhi afirma haber abatido un F-16 pakistaní el miércoles, pero Islamabad niega haber utilizado estos aviones de combate en el ataque.

El 1 de marzo, Pakistán entregó al piloto cautivo a la India en «un gesto de paz» dirigido a distender la situación. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias