domingo 5, diciembre 2021
spot_img

Proyecto turístico Monte del Barco -Aldesa-

Todas las ventajas posibles, para un total fracaso

Guanacaste es una región maravillosa. Con enorme belleza y riqueza natural, económica y con gente trabajadora y esforzada.

Los conquistadores españoles, tomaron lo que pudieron y destruyeron el resto.

Los modernos invasores de la meseta central están en lo mismo.

Grandes latifundios, monocultivos de caña de azúcar y en los últimos años, el masivo desarrollo urbanístico y turístico.

Con grandes inversiones, para beneficiar a los invasores como carreteras y  aeropuerto internacional.

El mayor ejemplo de esto es el Proyecto Turístico de Bahía Culebra o Papagayo.

Se desarrolló, expulsando a los pobladores locales.

La mejor y mayor parte del proyecto (1.200 hectáreas)  se entregó a la Cervecería de Costa Rica para que se ganara millones como intermediario.

Hubo una primera crisis y paralización por el 2008.

Hoy se siente ya, la nueva crisis. Con la quiebra del Proyecto Monte del Barco del Grupo Aldesa (del esposo de la Ministra Coordinadora del Equipo Económico), el cierre del Hospital privado Cima construido para atención del turismo, cientos de rótulos “se vende” o muchos más “For Sale”.

La zona ha tenido una enorme inversión pública y privada, pero no hay desarrollo.

El caso Monte del Barco

El Grupo ALDESA, puesto de bolsa, intermediación y otros negocios, se metió a lograr armar un proyecto y venderlo a inversionistas, ganando una gran tajada.  Tiene contactos políticos (la esposa fue y es actualmente Ministra de Coordinadora del Equipo Económico).

Ahora, propone pasar sus negocios al Grupo Sama de los Arias Sánchez.

En  1996 Inversiones Monte del Barco, S.A. suscribió el primer  contrato de concesión que el ICT daba para el desarrollo del proyecto turístico en  Papagayo. Este contrato otorgaba la concesión por un período de 20 años.

Finalizado ya ese plazo, las obras prometidas brillan por su ausencia. Inversiones Monte del Barco S.A. y el propietario  Javier Chavez,  Grupo ALDESA  está pidiendo protección para evitar la inevitable quiebra de las empresas del grupo.

El ambicioso proyecto tiene una extensión de aproximadamente 178 hectáreas de propiedad privada y 24 hectáreas bajo concesión gubernamental.

Comprende la urbanización y desarrollo de infraestructura de aproximadamente 200 hectáreas, que incluirán lotes, villas, hoteles, condominios, casas residenciales, cancha de golf, club de playa y marina.

Normalmente las concesiones otorgadas están condicionadas al cumplimiento del Proyecto turístico por etapas. ¿Esta no?

Monte del Barco, a pesar de sus incumplimientos,  obtuvo prórrogas y ampliación de sus beneficios. En  2007 – pasados 11 años  sin poner en funcionamiento el proyecto- suscribió una addenda al contrato con el ICT que amplió el plazo de la concesión a 50 años.

Todas las facilidades

Logró se emitiera  en enero de 2009, el Reglamento General de Sociedades y Fondos de Inversión, que en el artículo 93, autorizó que  proyectos inmobiliarios como el de ellos, pueden estar localizados, en concesiones otorgadas en la zona marítima terrestre.

Tiene concesión minera de explotación de  material volcánico, aprobada por el Ministerio de Ambiente y Energía, en noviembre de 1997,  otorgada por un período de 25 años,  La explotación de dicha concesión ha sido empleada fundamentalmente para proveer de los materiales granulares al Proyecto y para la venta a terceros.

El Proyecto Monte del Barco, logró  cuatro concesiones de agua en la sedienta Guanacaste.

  1. Pozo CN – 195. (Expediente 7450-P). Esta concesión es por 8.5 litros/seg , vigente hasta el 2023.
  2. Pozo CN – 553. (Exp. 12760-P). Para 11.3 litros/seg , Venció Febrero de 2019.
  3. Pozo CN – 585. (Exp, 12761-P). Un caudal de 39 litros/seg. Venció Julio 2018.
  4. Concesión Río Tempisque. (Exp. 2227-A). Pot 66.5 l/seg . Venció en nov. 2012.

Comparemos esos  125,3 litros por segundo, que tiene Monte del Barco, con los 70 litros/seg del recién inaugurado acueducto de AyA para abastecer Playas del Coco y Ocotal, o  los 86 l/s  que había en Playa Panamá antes de su salinización.

Monte del Barco estaba tramitando concesión sobre 3 pozos perforados nuevos.

Lastimosamente Inversiones Monte del Barco S.A. aparece en la lista de morosos en el pago del canon del agua al MINAE, publicada en 2015.

A pesar de haber conseguido todo, no logró nada.

Reiteradamente se habló de que había logrado un comprador, un inversionista, pero eso nunca se concretó. “Los planes se enfocan en la venta de parcelas, por un lado a los desarrolladores del hotel de playa y por otro a los desarrolladores del producto residencial”. (Folio 16 inf Aldesa) El negocio era embarcar a alguien.

Fue perdiendo su capital de trabajo, endeudándose, pagando intereses y cargándose de problemas.

Sus estados financiero, que son públicos por estar inscripto en la Bolsa de Valores, muestran en 2014 perdidas de 2.600.000 dolares y casi se duplican para 2.015 son de 4.775.000 dolares.

Aguantó mucho, por sus contactos. El ICT hace tiempo, después de 20 años sin resultados debió cancelar esa concesión, sobre la playa pública, sin la cual, los terrenos aledaños pierden gran parte de su valor y el proyecto pierde interés.

Monte del Barco se suma así a la larga lista de   los proyectos en el Polo Turístico de Papagayo fracasados (Jardini de Papagayo, Sula Sula, Le Wafou, por mencionar algunos)

Ese modelo de negocios, si le funcionó a algunos políticos – empresarios.

Por ejemplo, Guillermo Madriz de Mezerville y su socio José Manuel Agüero Echeverría de DIASA, pasaron los derechos de su concesión a una Sociedad Anónima y esta se vendió  al grupo europeo Meliá evadiendo trámites, pues  se manejó como venta de  acciones de la empresa y no como la venta de un proyecto.

Esto no, no es para alegrarse. Es para reflexionar.

Este modelo de desarrollo, no es el camino. Las comunidades circundantes, no disfrutan del bienestar anhelado y prometido.

Si no nos creen, visiten el caserío de Altos del Roble, aledaño a Monte del Barco y que ha pasado problemas, hasta para obtener agua potable.

No, no es por medio de grandes proyectos turísticos, manipulados por políticos de San José, para millonarios extranjeros, que se logra el desarrollo de la gente de Guanacaste.

El verdadero avance social, crecimiento económico y participativo, ambientalmente sostenible, va por otro lado.

NOTA: Los detalles de contratos, concesiones minera y de aguas, perdidas económicas y otros aspectos, son tomados del Informe Oficial de ALDESA a la SUGEVAL.

(*) Gadi Amit, ecologista de la Asociación Confraternidad Guanacasteca

 

Más noticias

3 COMENTARIOS

  1. Un arroz con mango en que hay quejas, datos que no son correctos y deja entrever ideologías foráneas.
    Para finalizar no propone absolutamente nada.

  2. El verdadero avance social, crecimiento económico y participativo, ambientalmente sostenible, va por otro lado. Muy bien don Amit , y podria explicarnos cual es ese otro lado , desde que lo conozco a usted ,lo unico que hace es oponerse a todo . Gracias al empeño de Yamileth Astorga Presidenta Ejecutiva del AyA ,se logro terminar el acueducto Sardinal -Playas del Coco , al que usted se opuso ferozmente y que era tan necesario para nosotros los vecinos de Playas del Coco .Disque ambientalistas que viven como pequeños burgueses.

    • Sin querer defender al grupo le quiero al escritor cuasi periodista dejar su línea izquierdista y analizar mejor el caso esta totalmente perdido y mezcla datos y proyectos para confundir al lector y orientarlo en su línea amarillista y de izquierda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias