sábado 24, septiembre 2022
spot_img

Maduro ratifica que diplomáticos de EEUU tienen hasta el viernes para dejar Venezuela

Caracas, 12 mar (Sputnik).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ratificó el martes que el personal diplomático estadounidense tiene hasta este viernes para salir del país.

«A más tardar el viernes deben retirarse todos los funcionarios de la antigua embajada de EEUU que se encontraban en Venezuela», dijo Maduro en un discurso por cadena de radio y televisión.

La cancillería venezolana anunció más temprano el martes que había comunicado al encargado de negocios de EEUU, James Story, que tenía un plazo de 72 horas para abandonar el país junto con todo el personal diplomático.

Maduro añadió que abandonaba su intención de negociar la permanencia de una oficina de intereses de EEUU en Caracas, luego de que en enero anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Washington.

El lunes, el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció el retiro de todo el personal por razones de seguridad y porque su permanencia en Venezuela, “constituye una limitación para la política estadounidense”.

Maduro acusó a Washington de perpetrar un ataque contra el sistema eléctrico venezolano que dejó el país a oscuras durante cinco días.

Pompeo de estar detrás del apagón
Además, Maduro acusó al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, de estar detrás del apagón que afectó al país por más de 72 horas.

«Mike Pompeo está detrás de este ataque, el Gobierno de Estados Unidos está detrás de este ataque», afirmó el jefe de Estado.

El mandatario indicó que funcionarios estadounidenses dejaron en evidencia, a través de las redes sociales, que estaban detrás del ataque al sistema eléctrico.

«Hacen alarde (…) que están detrás de este ataque, porque creían que por esta vía iban a lograr sus objetivos políticos y es donde yo quiero llamar a reflexión a todos los venezolanos ¿ésta es la vía de la lucha política que tú quieres?», agregó.

Maduro llamó a la dirigencia política opositora a reflexionar sobre sus objetivos, pues sostuvo que en este momento buscan llevar al país a una confrontación de «muertos, de sangre, de violencia, de caos», pero destacó que la mayoría de los venezolanos quiere la paz.

«¿Creen ustedes que pueden llegar al Palacio de Miraflores (sede de Gobierno) a asaltarlo? Y ¿qué va a pasar con el inmenso poder popular del chavismo? ¿se han preguntado qué va a pasar el día después, la semana después, el mes después? ¿qué va a pasar con la fuerza popular, la fuerza política y la inmensa, gigantesca fuerza militar que tenemos los chavistas?», preguntó.

El presidente dijo a los opositores si se han preguntado cuál será la contra respuesta, luego que el parlamentario opositor Juan Guaidó afirmó durante una concentración con su militancia, que «muy pronto» instalará su oficina en el Palacio de Miraflores (sede de Gobierno).

Las declaraciones de Guaidó se producen luego de que el fiscal general, Tarek William Saab, anunció que abriría en su contra una segunda investigación por la presunta participación del parlamentario en el apagón que afectó a la nación caribeña durante casi 72 horas.

El pasado 30 de enero el Tribunal Supremo de Justicia anunció que aceptó las medidas cautelares solicitadas por la Fiscalía General contra Guaidó, entre las cuales se le prohíbe salir del país.

El fiscal general acudió el 29 de enero ante el Tribunal Supremo de Justicia desde donde informó que abrió una investigación preliminar contra Guaidó por la supuesta comisión de delitos contra la Constitución y por su presunta responsabilidad en hechos violentos sucedidos en el país desde el 23 de enero.

Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016, el 5 de enero, pero el 21 de ese mes el Tribunal Supremo anuló la designación.

Sin embargo, el 23 de enero, el diputado se autoproclamó «presidente encargado» de Venezuela, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de «usurpación del cargo», como alegó Guaidó.

Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por EEUU, al que se sumaron unos 50 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias