jueves 6, octubre 2022
spot_img

Trump y Bolsonaro quieren invadir a Venezuela por su petróleo, dice excandidato brasileño

Montevideo, 12 mar (Sputnik).- El presidente de EEUU, Donald Trump, y su par de Brasil, Jair Bolsonaro, quieren invadir Venezuela para que Washington pueda controlar su petróleo, dijo este martes en entrevista exclusiva con Sputnik el ex candidato presidencial brasileño Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT).

«Trump y Bolsonaro quieren hacer una intervención militar en Venezuela. (…) La derecha y EEUU están jugando estratégicamente; EEUU provoca un conflicto en el mundo entero para tomar el control del petróleo de ese país. De eso no hay la menor duda», afirmó.

Haddad, quien sustituyó al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) como candidato del PT en los últimos comicios brasileños después de que este fuera vetado por la Justicia, alertó que hay muchas posibilidades de que en Venezuela se desate una guerra civil, lo que sería «desastroso» para América Latina.

«Nosotros tenemos mucha cautela en relación con la participación de potencias mundiales en la resolución de conflictos locales. Hay múltiples intereses en juego en este tema (…) creemos que la propia Venezuela tiene que autodeterminarse», afirmó.

El también ex ministro de Educación y exalcalde de São Paulo sostuvo que «hay que procurar evitar un conflicto armado en el continente», e indicó que «Brasil tiene un papel clave en este proceso».

La crisis política en Venezuela se profundizó luego de que el 23 de enero el diputado opositor Juan Guaidó se autoproclamó «presidente encargado» de la nación, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, aunque no bajo el argumento de «usurpación del cargo», como él alegó.

Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

El Gobierno venezolano en reiteradas ocasiones ha asegurado que la ayuda humanitaria que impulsa la oposición en alianza con EEUU solo es un pretexto para invadir la nación sudamericana y promover un golpe de Estado contra Maduro.

Mientras, Washington ha impuesto sanciones tanto a altos cargos del Gobierno venezolano como militares, además de restricciones a la estatal Petróleos de Venezuela.

En cuanto al petróleo, Venezuela afronta dificultades para su comercialización desde que EEUU impuso severas sanciones a los negocios con la petrolera estatal PDVSA y con su filial estadounidense Citgo.

Mercosur

En otro orden de temas, Haddad alertó que el futuro del Mercado Común del Sur (Mercosur) está bajo amenaza por las nuevas políticas del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

«Con certeza puedo decir que el Mercosur está peligrando con Bolsonaro; lamentablemente no hay liderazgo para frenar esta amenaza», dijo a Sputnik.

Asimismo, señaló que América del Sur está sufriendo una «severa crisis», y agregó que no existe un liderazgo capaz de enfrentarla para «recolocar» la región en el escenario global.

«La única salida a esta situación es hacer una integración radical del continente, que es lo opuesto a lo que la derecha está proponiendo (…) Esa integración radical sólo se lograría con el Mercosur», agregó.

El ex candidato del PT también responsabilizó a Bolsonaro de causar un gran retroceso en derechos y libertades en Brasil.

«Hay un gran retroceso en Brasil en todos los aspectos, especialmente desde el punto de vista de los derechos civiles, políticos y sociales, y de las libertades. Esta situación inspira mucho miedo», dijo.

Persecución judicial

Por otra parte, Haddad lamentó que los más destacados líderes políticos de izquierda de América del Sur estén siendo perseguidos por la Justicia, y advirtió que eso está erosionando la democracia en la región.

«Los líderes progresistas son perseguidos en América del Sur. No sólo está el caso de la (expresidenta) Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) en Argentina (…) La situación preocupa, porque Ecuador, Paraguay y Brasil han pasado por situaciones similares. Hay que tener mucho cuidado porque esta nueva forma de hacer política erosiona a la democracia», alertó.

Haddad afirmó que en la región están ocurriendo «procesos anómalos» en los sistemas judiciales, ya que estos buscan «dar respuestas políticas», poniendo en «riesgo a la soberanía popular».

En Argentina, Fernández de Kirchner afronta dos juicios por la supuesta existencia de una red de sobornos entre el Estado y las principales empresas concesionarias del país durante su administración.

La exmandataria ha denunciado en varias ocasiones una persecución judicial y la invención de pruebas en su contra.

Por su parte, Lula está en la cárcel desde abril de 2018, cumpliendo una condena de 12 años y un mes por delitos de corrupción.

Los abogados del ex mandatario dijeron a Sputnik el 2 de febrero que Lula es víctima de la «guerra jurídica» más injusta del mundo, porque ha sufrido violaciones a sus derechos humanos y existe una asociación entre la prensa, el Gobierno y la Justicia para «crear un ambiente artificial de culpabilidad».

En Ecuador, el ex mandatario Rafael Correa (2007-2017) fue acusado de secuestrar a un líder opositor; sin embargo, un tribunal resolvió el 28 de enero que el juicio prescribiera. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias