martes 27, septiembre 2022
spot_img

MSF alerta de las graves tasas de desnutrición entre los migrantes detenidos en un centro de Trípoli

Madrid, 21 Mar. (EUROPA PRESS).- Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado las condiciones en las que los migrantes y refugiados que intentan llegar a Europa son hacinados contra su voluntad en el centro de detención de Sabaa, en Trípoli, la capital libia, en el que casi la cuarta parte de los 300 retenidos sufre desnutrición aguda y los recién llegados pueden pasar hasta cuatro días sin recibir alimentos.

En un informe, MSF ha subrayado las «alarmantes tasas de desnutrición aguda» de los inmigrantes retenidos en Sabaa, donde hay más de 300 detenidos, incluidos más de 100 menores de edad, por lo que ha instado a las autoridades del país y a la comunidad internacional a «abordar con urgencia las peligrosas e inhumanas condiciones de los centros de detención».

«Lo que vemos hoy en este centro de detención es un síntoma de un sistema descontrolado, injustificado e irresponsable que pone en riesgo la vida de los refugiados y de los migrantes», ha asegurado la responsable de emergencias de MSF, Karline Kleijer.

Las testimonios recogidos por MSF señalan que las personas en este centro de detención reciben solo una comida cada dos o tres días y que los recién llegados pueden pasar hasta cuatro días sin alimentos.

El 21 de febrero, un equipo médico de la organización descubrió a 31 personas encerradas en una pequeña estancia de solo 4,5 por 5 metros, lo que solo 0,7 metros cuadrados de espacio por persona. No había sitio para recostarse, la habitación no tenía letrinas y las personas que estaban allí recluidas se veían obligadas a orinar en cubos y botellas de plástico, según ha explicado MSF.

A pesar de los repetidos llamamientos de la organización no gubernamental para que se reubicara a estas personas en un espacio apropiado, continuaron detenidas en esta sala durante más de una semana.

«Estamos hablando de las necesidades más básicas para vivir. Si el alimento, el refugio y los servicios esenciales no pueden proporcionarse de manera consistente y apropiada, estas personas deben ser liberadas de inmediato por las autoridades libias», ha explicado Karline Kleijer.

La portavoz de MSF también ha criticado duramente el papel de la UE en relación con la situación de los migrantes y refugiados en Libia. «El hecho de que Europa esté contribuyendo a este sufrimiento a través de políticas que permiten que las personas rescatadas en el mar puedan ser devueltas a condiciones inhumanas y de detención en Libia es del todo intolerable», ha denunciado.

Según los datos de MSF, casi uno de cada cuatro retenidos en el centro de Sabaa muestra signos vinculados a la mala calidad de los alimentos y a la escasez de éstos. El 2 por ciento sufre de desnutrición aguda severa, el 5 por ciento sufre de desnutrición aguda moderada y otro 16 por ciento está por debajo de su peso.

Los menores de edad suponen alrededor de un tercio de los detenidos y son dos veces más propensos a sufrir desnutrición y tienen tres veces más probabilidades de padecer desnutrición moderada que los adultos. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) establece que ninguna norma de control migratorio debe incluir la detención de niños ya que se ha documentado que esto socava su salud física y mental y es una violación de los derechos de los niños, según recuerda MSF.

La organización ha reclamado a Libia y a la comunidad internacional que asegure que los detenidos reciban la cantidad adecuada de alimentos, que libere a todos los menores de 18 años y que las condiciones en los centros de detención respeten los estándares acordados a nivel nacional, regional e internacional.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias