jueves 9, diciembre 2021
spot_img

Dos palestinos fueron acribillados por soldados israelíes cuando no eran un riesgo inminente, según BTselem

Jerusalén, 24 Mar. (EUROPA PRESS).- La organización israelí de defensa de los Derechos Humanos BTselem ha denunciado que los dos palestinos que murieron tiroteados el pasado 4 de marzo por disparos soldados israelíes. La versión oficial es que los militares fueron atropellados intencionadamente por los fallecidos, pero una grabación revela que los disparos se efectuaron hasta cinco minutos después del atropello.

La legislación israelí prohíbe utilizar fuerza letal a menos que haya un peligro inminente para la vida propia o la de otras personas, por lo que BTselem pide en un informe que se examine el incidente, registrado en una cámara de seguridad cuya grabación fue incautada por las autoridades.

El incidente ocurrió en la localidad de Nima, cerca de Ramala, en Cisjordania, cuando tras una incursión israelí para realizar arrestos, uno de los vehículos militares quedó varado por una avería dentro de la población cuando ya se disponían a abandonar la zona.

Los militares estaban de pie junto al vehículo intentando que se moviera cuando fueron arrollados por un coche. Un militar israelí resultó herido grave y un policía fronterizo resultó herido leve. La versión oficial es que los militares abrieron fuego de inmediato, y mataron a dos personas y detuvieron a un tercer individuo que también vaijaba en el coche y que resultó herido leve.

BTselem sostiene que todo lo ocurrido quedó grabado en una cámara de seguridad y que decenas de testigos persenciales vieron lo que pasó. En el vídeo, publicado en directo en Facebook, se ve el coche palestino justo antes del impacto contra el vehículo militar. Unos diez segundos después se escucha un disparo y luego pasan casi cinco minutos hasta que se escuchan otras seis detonaciones y luego dos disparos más. Minuto y medio más tarde se esucha un último disparo.

«En total se escuchan diez disparos en la grabación. Todos menos el primero fueron efectuados tiempo después de la colisión», señala BTselem.

El Ejército asegura que los palestinos habían lanzado cócteles molotov contra coches israelíes antes del atropello. Tras el incidente fueron registradas las casas de los dos fallecidos, cuyos cuerpos aún no han sido devueltos a sus familias.

Un testigo ha asegurado en declaraciones a BTselem que decenas de personas vieron lo ocurrido desde sus casas o desde vehículos en la zona y ha subrayado que el vehículo militar israelí estaba parado en medio de una calle en la que no había posibilidad de superar dicho vehículo por su estrechura. El testigo asegura que el coche iba cuesta abajo y no pudo frenar a tiempo y por ello colisionó con el vehículo militar.

«Si tenemos en cuenta los testimonios, la grabación en vídeo y el análisis forense obtenemos una imagen que no contradice las declaraciones del portavoz del Ejército: los dos palestinos muertos en el coche fueron tiroteados por las fuerzas de seguridad varios minutos después del choque», ha remachado BTselem. Este tiempo entre el choque y los disparos «plantea cuestiones» que han sido ignoradas por el Ejército israelí.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias