martes 27, septiembre 2022
spot_img

Un cambio de clima pudo apoyar la caída de parte del Imperio Bizantino

Madrid, 28 Mar. (EUROPA PRESS).- Un rápido cambio climático pudo haber sido un factor determinante en la caída de parte del Imperio Bizantino, según el estudio de túmulos de basura en el antiguo asentamiento de Elusa, en Israel.

El Imperio Bizantino (a menudo denominado Imperio Romano del Este) existió desde aproximadamente 330 hasta 1453 de nuestra era, su capital fue Constantinopla y su tamaño cambió dramáticamente a lo largo de su existencia.

En su mayor extensión, incluía tierras en Grecia, Italia, los Balcanes, Asia Menor, África del Norte y el Levante. El Imperio dejó de existir cuando Constantinopla fue conquistada por los otomanos en 1453. Investigaciones anteriores han sugerido que el Imperio perdió su control sobre el Levante (Oriente Próximo) debido a las conquistas islámicas en el siglo VII. En la nueva investigación, se sugiere que los invasores podrían haber recibido un poco de ayuda de la Madre Naturaleza.

El estudio del antiguo asentamiento de Elusa (ahora en Israel) no comenzó con el estudio de los montones de basura; fue solo después de que los investigadores sintieron curiosidad por los grandes montículos que se encuentran fuera de lo que una vez había sido las fronteras del asentamiento. Una pequeña excavación reveló que los montículos no eran más que montones de basura que se habían formado a partir de material desechado por la gente de Elusa.

Los investigadores, que publican sus resultados en PNAS, excavaron hasta el fondo de uno de los montículos y encontraron que se había creado en capas; esto sugería que la descarga de basura se había producido como parte de un esfuerzo concertado. Los investigadores sugieren que se debió a los esfuerzos de los recolectores de basura organizados. Pero también encontraron algo más: la recolección de basura organizada había cesado casi un siglo antes de que los invasores invadieran el asentamiento. ¿Pero por qué? Los investigadores sugieren que probablemente era una señal de que el asentamiento había atravesado tiempos difíciles. Si ese fuera el caso, ¿qué podría haberlo causado?

Otra investigación ha demostrado que se produjo una mini edad de hielo, que comenzó en 536, oficialmente conocida como la Pequeña Edad de Hielo de la Antigüedad Tardía. Fue provocada por tres volcanes en erupción, que llenaron los cielos con tantos escombros que gran parte de Europa y Asia se enfriaron. Y eso llevó a fracasos en los cultivos y tiempos difíciles. Los investigadores señalan que la principal exportación de Elusa en ese momento era el vino de Gaza, y si bien la producción de vino no se vio afectada por la edad de hielo, las exportaciones a los principales clientes sí pudieron verse afectadas.

Con los clientes agotándose, el asentamiento de Elusa podría haber sufrido tiempos difíciles y una población cada vez más reducida, lo que facilitó la conquista a los invasores cuando llegaron.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias