miércoles 28, septiembre 2022
spot_img

El déficit de España cae hasta el 2,6%, lo que acerca el fin del control desde Bruselas

Madrid, 29 mar (Sputnik). – El déficit del conjunto de las Administraciones Públicas de España cayó en 2018 hasta el 2,6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), lo que se sitúa cinco décimas por debajo del dato registrado en 2017 y abre la puerta a que Madrid abandone el Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE) al estar por debajo del umbral del 3 por ciento fijado por la Comisión Europea.

“En el año 2018 las Administraciones Públicas presentan una necesidad de financiación de 31.805 millones de euros”, comunicó el Instituto Nacional de Estadística.

Esos 31.805 millones representan el 2,63 por ciento del PIB y, además, suponen la cifra más baja desde el año 2007 en cuanto a la necesidad de financiación de las Administraciones Públicas españolas.

En términos absolutos, la reducción del déficit en 2018 fue de 4.100 millones de euros respecto al año anterior.

Las cifras de déficit se sitúan en línea con las previsiones del Gobierno, que el pasado mes de julio se marcó un objetivo del 2,7 por ciento para 2018 y del 1,8 para 2019.

Sin embargo, y pese a estar por debajo del umbral fijado para salir del Procedimiento de Déficit Excesivo, la cifra de déficit es superior que el objetivo del 2,2 fijado por Bruselas para el ejercicio de 2018.

El Gobierno de España se mostró satisfecho por la reducción del déficit y por la publicación del dato sobre el crecimiento del PIB, que avanzó un 2,6 por ciento en 2018.

“España ha crecido más de lo que esperábamos en el año 2018 y ha reducido su déficit más de lo esperado por organismos independientes e internacionales”, dijo en rueda de prensa la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

A su modo de ver, la reducción del déficit “certifica” que “España abandonará el Procedimiento de Déficit Excesivo en el que estaba inmerso desde el año 2009”.

La salida del PDE implicaría que España dejaría de estar sometido al seguimiento que hace Bruselas respecto a sus cuentas, un seguimiento que habilita a la Comisión Europea para forzar medidas de ajuste e incluso sanciones.

En opinión de la ministra Montoro, el abandono del PDE “dotará a España de mayor credibilidad y la sitúa en una mejor posición competitiva”. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias