viernes 30, septiembre 2022
spot_img

Embajada de Rusia en Bogotá dice que nunca se refirió a Colombia en carta sobre Venezuela

Bogotá, 2 abr (Sputnik).- La Embajada de Rusia en Bogotá dijo el martes en un comunicado que dio en adelanto a Sputnik que en ningún momento se refirió a Colombia de manera específica en una carta del Consejo de la Federación (Senado ruso) referida a la situación de Venezuela.

«En ningún apartado del texto de la declaración se hace la mención específica, directa o indirecta, de la República de Colombia, de la posición expresa de su Gobierno sobre los sucesos dramáticos de Venezuela, ni de su respuesta a la crisis venezolana», indica el texto.

El 29 de marzo pasado, la embajada remitió al Congreso colombiano la misiva, en la que los parlamentarios rusos expresan su posición respecto del intento de pasar desde Colombia hacia Venezuela ayuda humanitaria donada por EEUU el 23 y 24 de febrero.

Ver: Colombia acusa a Rusia de “distorsionar” la realidad de Venezuela

De acuerdo con el comunicado de la Embajada, “el diálogo directo entre los parlamentos es una práctica ampliamente reconocida y aceptada que constituye un formato legítimo de la diplomacia parlamentaria y no requiere intermediación alguna del Poder Ejecutivo”.

Por esa razón, la representación indicó que no envió a la cancillería de Colombia la carta sobre la posición del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación Rusa (Senado) sobre la situación en Venezuela.

La carta enviada al Congreso colombiano señala que «el uso ilegítimo de la fuerza militar contra Venezuela por parte de otros Estados que respaldan a la oposición será interpretado por el Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia solamente como un acto de agresión contra un Estado soberano y una amenaza a la paz y seguridad internacionales».

La misiva salió a la luz en la prensa colombiana recién el martes, lo que motivó la reacción del Ministerio de Relaciones Exteriores del país sudamericano que rechazó la declaración del Senado ruso.

El canciller Carlos Holmes Trujillo indicó que «las acusaciones contenidas en dicha declaración no corresponden a la realidad y constituyen una distorsión de la posición de Colombia».

La Embajada también señaló que en ningún momento buscó poner en tela de juicio «el derecho soberano de las autoridades colombianas a actuar en el escenario internacional conforme con sus principios, obligaciones y responsabilidades» e indicó que comparte con el Ejecutivo colombiano la necesidad de que Venezuela busque una salida pacífica a su crisis.

«La decidida condena por parte del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia de cualquier instigación a la violencia e intervención militar extranjera a Venezuela coincide con la posición reiterada en varias ocasiones por el honorable Gobierno Colombiano y el Grupo de Lima, cuya parte forma Colombia», agregó.

Asimismo, subrayó que «la solución de la crisis de Venezuela debe ser conducida por el propio pueblo venezolano, por medios pacíficos, políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza»,

Por último, destacó que la carta fue enviada, además de a Colombia, a «la Organización de las Naciones Unidas, la Unión Interparlamentaria, la Asamblea Interparlamentaria de los Estados-Parte de la Comunidad de Estados Independientes y a la Asamblea Parlamentaria de la Organización del Tratado sobre la Seguridad Colectiva».

Además, la misiva fue remitida a la Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, el Parlamento Europeo, el Parlamento Latinoamericano, el Parlamento del Mercosur y al Parlamento Centroamericano.

La crisis en Venezuela se agravó a partir del 5 de enero, cuando el diputado Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, el legislador se autoproclamó «presidente encargado» del país, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de «usurpación del cargo», como él alegó.

Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por los EEUU, a los que se sumaron unos 50 países.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias