martes 30, noviembre 2021
spot_img

Guterres reivindica en el Día contra las Minas el derecho a «no tener miedo de dónde se da el siguiente paso»

Nueva York, 4 Abr. 2019 (Europa Press).- El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha reivindicado este jueves el derecho de todos a «no tener miedo de dónde se da el siguiente paso», con motivo del día internacional de información sobre el peligro de las minas antipersona.

«Todas las personas tienen derecho a vivir en condiciones de seguridad y a no tener miedo de dónde se da el siguiente paso», ha dicho el jefe de la ONU.

Así, ha defendido que «el camino hacia la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible debe estar libre de minas terrestres, restos explosivos de guerra y artefactos explosivos improvisados».

La ONU ha destacado en un comunicado que en los veinte años de vida del Tratado de Prohibición de Minas Antipersona, del que forman parte 164 estados, 31 han limpiado su territorio de artefactos explosivos, mientras que otros 80 han logrado destruir 50 millones de minas antipersona almacenadas.

Sin embargo, ha subrayado que «aún queda mucho por hacer». Así, ha definido el trabajo de desminado en Mosul como «una tarea hercúlea» por la gran cantidad de explosivos que los terroristas de Estado Islámico dejaron en la ciudad iraquí tras ser derrotados.

Cerca de seis millones de personas se vieron desplazadas de sus hogares por la guerra contra Estado Islámico en Irak, de las cuales dos millones aún aguardan a volver a sus casas, pero para que lo hagan con seguridad es necesario limpiar antes las ciudades de cualquier explosivo.

En el caso de Mosul, ‘capital’ iraquí de Estado Islámico, hay que escrutar 7,6 millones de toneladas de escombros porque «los explosivos están por doquier», bajo tierra, en las casas e incluso en los cadáveres, muchos de los cuales aún tienen puestos chalecos suicidas.

De acuerdo con la ONU, en 2018 se eliminaron cerca de 17.000 explosivos activos en Mosul. Unos 2000, «una cantidad asombrosa para los especialistas», eran artefactos improvisados y otros 2000 tenían «sofisticados métodos de detonación». También se desactivaron 782 cinturones suicidas.

500 millones de dólares

El Servicio de las Naciones Unidas de Actividades Relativas a las Minas (UNMAS) calcula que «para limpiar de minas el mundo se requieren unos 495 millones de dólares». Solo Irak necesita operaciones de desminado por valor de 265 millones de dólares; Afganistán, de 95 millones; y Siria, de 50.

El objetivo del desminado, ha indicado la directora del UNMAS, Agnès Marcaillou, es aliviar el sufrimiento de las víctimas y evitar nuevas víctimas. Es decir, «impedir que la gente se despierte por la noche con pesadillas», ha declarado.

Marcaillou ha llamado la atención sobre los efectos de las minas antipersona en los niños, que «tienen su futuro comprometido por discapacidades, ya sean mentales o físicas», y porque sus países «no pueden tener todas las herramientas que necesitan para reactivar sus economías porque sus tierras están contaminadas».

Este año, la ONU ha puesto en marcha una nueva estrategia con la campaña ‘Terreno seguro’ para convertir los campos de minas en campos de juego y recaudar recursos para las víctimas y supervivientes de los conflictos armados.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias