sábado 24, septiembre 2022
spot_img

Evite las intoxicaciones alimentarias en Semana Santa

San José, 11 abr (ElPaís.cr).- La mezcla entre una inadecuada higiene y manipulación de los alimentos, así como su incorrecta comercialización, son responsables del incremento de casos por intoxicaciones alimentarias y alergias, durante la Semana Mayor.

Según explicó Jéssica Navarro, médico y nutricionista del área de salud Alajuelita, los riesgos asociados al consumo de alimentos están relacionados con el tipo de productos que se consume y especialmente, la particularidad al momento prepararlos, lo cual incrementa el riesgo de sufrir una intoxicación alimentaria.

La tradicional costumbre de consumir pescado y mariscos en preparaciones crudas durante esos días, exige mayor cuidado e higiene y ante una mayor demanda en el consumo de estos productos, las medidas de su conservación deben incrementarse.

La doctora Navarro explicó que los productos marinos son especialmente sensibles a los cambios bruscos de temperatura,mala conservación y deficiencias en su transporte o manipulación, lo que podría provocar su rápida descomposición y generar un riesgo para quienes lo consuman, por esta razón, recomendó que al adquirir el producto se debe observar que tenga color, olor y apariencia fresca.

Detalló que en el caso del pescado la piel debe ser lisa y elástica y las escamas no deben removerse con facilidad, los ojos deben ser sobresalientes, firmes y brillantes y las aletas deben estar en buen estado, completas y sin laceraciones. Estos signos garantizan que el producto es conservado en buenas condiciones sanitarias.

La nutricionista manifestó que las mismas condiciones deben presentarse en los crustáceos y mariscos, tener color y olor característico y en el caso de los alimentos marinos envasados se debe controlar la fecha de vencimiento y el registro sanitario.

Entre tanto para el consumo de alimentos enlatados tradicionales en esta época, la especialista sugirió verificar que las latas no estén hinchadas, deformadas u oxidadas, y sus bordes deben encontrarse perfectamente sellados y en el caso de los envases no deben presentar roturas o pérdidas.

Otra de las medidas a tener en cuenta, constituye el tiempo que transcurre desde la compra de los alimentos hasta que se guardan en el refrigerador, un lapso que no debe superar las dos horas. Tampoco se deben colocar estos alimentos en zonas calientes.

Con el propósito de reducir el riesgo de intoxicaciones alimentarias, la especialista pidió adoptar las siguientes recomendaciones:

• Los residuos de comida no se deben guardar en el refrigerador durante más de tres días, ni tampoco recalentarse más de una vez.

• Limpie y desinfecte los utensilios y superficies en donde se manipulen los alimentos.

• Sustituya la utilización de “limpiones” por toallas descartables.

• Lávese las manos con agua y jabón durante 20 segundos antes, durante y después de manipular alimentos.

• Evite la “contaminación cruzada”.  Las superficies, los equipos y los utensilios para la manipulación de alimentos en crudo, son de uso exclusivo, o bien, se deben lavar y desinfectar antes de utilizarlos con alimentos cocinados.

Según la especialista, es posible que el aspecto, el olor y el sabor de los alimentos sean normales, sin embargo, una inadecuada manipulación y preparación podrían generar trastornos gastrointestinales, tales como, dolor abdominal, diarreas, náuseas y vómitos, en ocasiones acompañados de fiebre que podrían conducir a la deshidratación y poner riesgo a niños o personas de edad avanzada.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias