domingo 29, enero 2023
spot_img

México, Ecuador y Uruguay son bienvenidos en el Grupo de Lima, dice canciller argentino

Santiago de Chile, 15 abr (Sputnik).- México, Ecuador, Uruguay y otros países podrían participar en el Grupo de Lima, sumándose a la iniciativa o trabajando cercanamente, pues todos intentan solucionar la crisis por la que atraviesa Venezuela, dijo a Sputnik el canciller argentino Jorge Faurie.

«Le damos la bienvenida a países como México, Ecuador, Uruguay y otros para que se reúnan en este foro que llevamos adelante, ya sea como parte, o en trabajo de coincidencia», afirmó Faurie a esta agencia.

El lunes se llevó a cabo en Chile la cumbre de cancilleres de los países integrantes del Grupo de Lima, para abordar la situación de Venezuela.

Tras la cita, Faurie aseguró que existe una sincera voluntad del Grupo de Lima para «compartir esfuerzos» con los países regionales que no participan de esta instancia.

«Esperamos tener una reunión ampliada de todos los países que buscan recuperar la democracia en Venezuela», dijo.

En la misma línea, el canciller costarricense Manuel Ventura, quien también participó del encuentro, afirmó a Sputnik que «a pesar de que ellos tienen otras maneras de ver las cosas y de pensar, esperamos lograr acercarnos a los países de la región para encontrar una solución que todos compartamos».

El Grupo de Lima es una instancia regional fundada en 2017 con el objetivo de buscar una salida pacífica a la crisis en Venezuela, y está integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

México integró el Grupo de Lima inicialmente pero lo abandonó semanas atrás; en febrero lanzó junto a Uruguay el Mecanismo de Montevideo para intentar un diálogo sin condiciones entre las partes enfrentadas en Venezuela.

Tanto el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, como su canciller Jorge Arreaza, han afirmado que el Mecanismo de Montevideo (integrado por Uruguay, México, la Comunidad del Caribe y Bolivia) es «la iniciativa más sincera y rigurosa que se ha planteado».

Existe otra instancia que impulsa un proceso político para hallar una solución a la crisis en Venezuela, el Grupo de Contacto Internacional, que está formado por la Unión Europea, ocho países de ese bloque y Uruguay, Ecuador, Bolivia y Costa Rica, y se reunió en marzo.

La crisis en Venezuela se agravó a partir del 5 de enero, cuando Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, el legislador se autoproclamó «presidente encargado» del país, apelando a un artículo de la Constitución que prevé la figura en caso de que exista un vacío de poder, pero no bajo el argumento de «usurpación del cargo», como él alegó.

Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que, según indicó, la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por los Estados Unidos, al que se sumaron unos 50 países, entre ellos Colombia, el principal aliado de Washington en la región y que de manera conjunta con éste adelanta una campaña internacional tendiente a cercar de manera diplomática y financiera a Maduro para obligarlo a dejar el poder.

Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, mantienen su apoyo al Gobierno de Maduro. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias